sábado 25 de junio de 2022
La soja y el maíz repuntaron en Chicago.

La soja y el maíz repuntaron en Chicago.

La soja y el maíz repuntaron en Chicago.
Las ganancias fueron leves, pero cortaron una racha negativa que llevaba varias jornadas. El trigo se mantuvo estable.
El poroto de soja ganó U$S 2,57 este martes en el mercado de Chicago para el contrato a julio y cerró a U$S 585,05, mientras que el maíz subió U$S 1,28 y acabó la rueda en U$S 305,20.
El trigo, en tanto, se mantuvo sin cambios en U$S 401,52, en el principal mercado de referencia a nivel mundial.
En el caso de la soja, las subas estuvieron atadas al fuerte repunte del aceite (sumó U$S 28,66 y terminó con un ajuste de US$ 1786,59), en medio de la crisis que atraviesa la provisión mundial de aceites vegetales por la guerra en Ucrania y por la decisión de Indonesia de prohibir las exportaciones de aceite de palma.
Esa firmeza, no obstante, no bastó para evitar la caída de la harina (julio bajó US$ 1,43 y cerró en US$ 442,57).
FACTORES PARA LA SOJA
Según la consultora Granar, el atraso en la siembra estadounidense fue otro factor que avaló la suba de precios: ayer el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) relevó su avance sobre el 12% de la superficie prevista, frente al 8% de la semana anterior, al 39% de igual momento de 2021 y al 24% promedio de los cuatro ciclos agrícolas precedentes.
El dato oficial quedó además por debajo del 16% previsto en promedio por los privados.
Sin embargo, el hecho de que también registe una fuerte demora la siembra de maíz deja abierta la puerta a que la soja se quede con las hectáreas que no logren ser cubiertas con el cereal, dentro de una ventana de siembra que comienza a cerrarse en breve. Esto limitó las ganancias del poroto.
CEREALES
En cuanto al maíz, el principal argumento de la firmeza fue el importante atraso que evidencia la siembra en Estados Unidos: apenas se implantó el 22% de la superficie según el USDA, cuando el promedio histórico es del 50% y el año pasado llevaba el 61%.
“Sin embargo, la tónica alcista se vio limitada por una nueva caída del valor del petróleo, que se negocia en torno de los 100 dólares por barril, por la fortaleza del índice dólar, que le resta competitividad a las exportaciones estadounidenses, y por la ausencia de noticias de la demanda china”, añadió Granar.
En cuanto al trigo, el mercado teme que a la escasez actual de trigo como consecuencia de la continuidad de la guerra en Ucrania se sume un inicio de ciclo comercial 2022/2023 –desde junio– con renovados problemas si EE.UU. tiene una mala cosecha de invierno.
Fuente: InfoCampo