jueves 11 de agosto de 2022
Falta trigo «de calidad» en la Argentina y ya se habla de importarlo desde Uruguay

Falta trigo «de calidad» en la Argentina y ya se habla de importarlo desde Uruguay

Por la mala campaña triguera pasada, hay muy poca oferta del cereal de buena calidad. Por ello, el titular de FAIM afirmó que los molineros piensan importar trigo de buena proteína, sino lo consiguen en la Argentina.

El presidente de la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM), Diego Cifarelli, señaló que se evalúa la posibilidad de importar trigo desde la República Oriental del Uruguay.

“Parecería una noticia catastrófica, pero yo no lo tomo tan así. Esta es una situación a la que se llega por decantación, la falta de motivación del productor para hacer este cultivo en el último tiempo hace que no haya la cantidad de lotes de calidad para nosotros atender la demanda. Hemos estado hablando con algunos funcionarios, pero todavía falta”, expresó Cifarelli.

Y añadió: “Ojalá aparezcan en el país estos lotes que estamos necesitando. Algunos han aparecido pero a valores muy altos, superando cualquier cotización mundial. La parte económica juega porque nosotros nos debemos a una responsabilidad social empresaria ya que fabricamos un producto básico y de suma necesidad”.

Seguidamente, Cifarelli explicó que “nosotros para lograr una lógica panadera mezclamos distintos trigos, por desmotivación los productores no le agregaron valor a la semilla. Es decir en Argentina no tenemos este año los lotes de calidad que esperábamos. Este es un momento de transición al que hay que ponerle el pecho a la situación, los empresarios molineros estamos dispuestos a hacerlo”.

En el mismo sentido señaló que “la calidad actual del trigo que tenemos es la más baja de la historia. Estamos a más de un punto de la calidad promedio de proteína que es la mínima para comercializar trigo a nivel mundial. Argentina ha exportado este año en buena medida trigo forrajero”.

El dirigente remarcó que está trabajando “mucho” con los productores y con la Secretaría de Agricultura para hacer frente a la situación.

 

Fuente: Infocampo