sábado 25 de junio de 2022
El agro liquidó 3.500 millones de dólares en abril pero proyectan caída en mayo-junio.

El agro liquidó 3.500 millones de dólares en abril pero proyectan caída en mayo-junio.

El agro liquidó 3.500 millones de dólares en abril pero proyectan caída en mayo-junio.
El escenario favorable de precios internacionales, con una soja que nuevamente se encamina hacia los USD650, minimizó el impacto de la suba de 2 puntos en las retenciones de harina y aceite de soja.
El complejo agroexportador cerrará abril con una liquidación de divisas de USD3.500 millones, según anticiparon a BAE Negocios fuentes del sector privado. El escenario favorable de precios internacionales, con una soja que nuevamente se encamina hacia los USD650, minimizó el impacto de la suba de 2 puntos en las retenciones de harina y aceite de soja. En relación a marzo, esta cifra representa un incremento de casi USD500 millones y es el mejor registro histórico para ese mes.
A mediados de marzo, el Gobierno nacional cerró el registro de exportaciones en harina y aceite de soja. Tras anunciar el aumento de retenciones en esos subproductos, que pasaron de 31% a 33% y la creación del Fondo Estabilizador del Trigo, se reabrieron las ventas al exterior.
El analista Pablo Adreani explicó que el principal factor que impulsó esta suba fue la cotización internacional de subproductos sojeros. A partir del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, la cotización de los commodities se encuentra en franco ascenso, que además del poroto y sus derivados, también impactó en maíz, trigo y girasol. En las últimas semanas, los derivados de soja se acercan a valores récord y mientras el aceite se encamina hacia los USD2.000 la tonelada, la harina cotiza a USD497.
En marzo, la liquidación de divisas estuvo impulsada por el maíz, con ventas por 4,7 millones de toneladas y una facturación de USD1.515 millones. «En abril, solo en harina de soja y aceite se liquidarían unos USD1.900 millones», calculó Adreani. En volumen, los despachos de estos subproductos acumularon 2,4 millones de toneladas y 400.000 toneladas, respectivamente.
En segundo lugar, y en base a datos extraídos de Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE) del Ministerio de Agricultura, se exportaron 4 millones de toneladas de maíz, por un valor de USD1.000 millones. El cereal también registra un elevado nivel de cotizaciones, y en las pizarras de Chicago llegó a USD321 la tonelada. En cultivos de menor escala, Adreani calculó que en cebada cervecera, forrajera y sorgo sumarán USD200 millones.
Para mayo y junio, el analista proyectó un ingreso de divisas de USD 2.900 millones y USD2.500 millones, respectivamente, que se ubican por debajo de los niveles del año pasado. “La cosecha de soja se redujo y los productores no venderán gramo de acuerdo a las necesidades de la industria”, argumentó.
En los primeros cuatro meses del año pasado, el complejo granario generó divisas por USD9.754 millones, según estadísticas de la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC). Entre enero y abril de 2022 -incluyendo la proyección de USD3.500 millones- la liquidación prevista para el será de USD11.425 millones, cifra que representa un aumento de USD1.671 millones en la comparativa interanual.
La liquidación de divisas proyectada para abril se ubica entre los mejores registros históricos del complejo agrexportador en toda su historia. Para hallar un monto superior, hay que remitirse a junio de 2018, cuando se exportaron granos y subproductos por USD3.833 millones, según consta en los registros de Ciara-CEC. En mayo y junio, los ingresos se ubicaron sobre los USD3.545 y USD3.515 millones, respectivamente.
Fuente: Bae Negocios