jueves 11 de agosto de 2022
Diputados trata promoción de pymes y autopartes

Diputados trata promoción de pymes y autopartes

El oficialismo en la Cámara de Diputados buscará darle hoy media sanción a dos proyectos de ley consensuados con la oposición para promover la actividad en las pequeñas y medianas empresas y en el sector autopartista.

Ambas iniciativas, que ya cuentan con dictamen de comisiones y alto grado de acuerdo, serán discutidas desde las 11 en la última sesión de la Cámara baja antes del receso de invierno.

Ayer, un plenario de comisiones de diputados emitió dictamen al proyecto que crea un programa de recuperación de las pymes, que contempla un incremento de los REPRO, un mecanismo para asistir a las empresas en crisis, y establece una serie de beneficios impositivos.

La decisión fue adoptada en el marco de un plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de pymes, que condujeron el macrista Luciano Laspina, y el salteño del bloque justicialista Pablo Kosiner, en cuyo transcurso se emitió un despacho de mayoría avalada por Cambiemos, el massismo, y el justicialismo, y otros bloques menores.

Uno de los cambios importantes fue plasmar en una ley los REPRO y establecer para las pymes un incremento del 50 por ciento de la asistencia que por ese mecanismo se le brindan a las empresas que están en crisis para que puedan abonar el pago de sus empleados.

Además en el despacho se aumenta del 8 al 10 por ciento el porcentaje de la inversión que se puede desgravar del impuesto a las ganancias, y se elimina el impuesto a la ganancia presunta.

También autoriza el proyecto a que las micro y pequeñas empresas puedan desgravar el 100 por ciento y las medianas del 50 por ciento de la ley del cheque del pago a cuenta del impuesto a las ganancias. Con respecto al IVA se le permitirá a las micro y pequeñas empresas pagar a los 90 de su facturación, mientras que las medianas lo tendrán que hacer en forma trimestral.

En el dictamen de mayoría también se establece por hasta el 2018 habrá estabilidad fiscal. Por otra parte, Lavagna explicó que en el dictamen de mayoría se establece que el gobierno deberá instruir a la AFIP a que cree un sistema simplificado de liquidación de impuestos para las pymes.

Otro de los puntos incorporados al proyecto es que se puedan establecer medidas adicionales en zona de frontera o en aquellas provincias que tienen una inversión por debajo de la media nacional o un alto desempleo.

También eliminó el artículo que prohibía que las empresas que estuvieran con procesos de quiebra puedan acceder a este beneficio cuando realicen nuevas inversiones y se establece que el ministerio de Ciencia brindará asistencia a las pymes para incorporar nuevas tecnologías.

Además se tratará el proyecto de autopartes, que pertenece al presidente del Bloque Justicialista, el sindicalista de Smata Oscar Romero, que fue consensuado con el oficialismo y otras bancadas opositoras.

«Por cada punto de incremento se crearán 5.000 puestos de trabajo directo y otros tantos indirectos», vaticinó Romero, presidente del bloque que tiene como referente al exkirchnerista Diego Bossio, en relación con el Régimen de Desarrollo y Fortalecimiento del Autopartismo Argentino, que reemplaza la ley 26.393, que se extinguió en 2013.

El proyecto establece el reintegro, mediante un bono fiscal que servirá para cancelar cualquier impuesto nacional, de un porcentaje de lo que la terminal automotriz gaste en la compra de autopartes nacionales.

Ese reintegro arranca en un 4%, si la integración nacional del vehículo alcanza un 20%, y asciende a un 10%, si llega al 30% de componentes fabricados en el país, a la vez que crece al 15% cuando se acerca al 40%.

El diputado macrista Luciano Laspina, presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, destacó la incorporación del artículo 34, mediante el cual se invita a las provincias a adherirse al régimen, lo que significa que esos bonos fiscales también podrían servir para cancelar impuestos provinciales, como Ingresos Brutos.

Uno de los aspectos centrales del proyecto de ley es que las terminales automotrices deberán cumplir con el «Contenido Mínimo Nacional» en sus productos, y este requisito estará sujeto a la revisión del Ministerio de Producción (ex Industria).

Para automóviles y utilitarios se exigirá el 30%; para vehículos comerciales livianos, camiones, chasis y ómnibus, el 25%; motores, un mínimo de contenido nacional de 15% por tres años y a partir del cuarto año el porcentaje sube al 20.

El proyecto de ley incluye, además de estos vehículos, remolques, semiremolques y maquinaria agrícola.

El diputado kirchnerista Axel Kicillof confirmó el apoyo de su bloque a la iniciativa, aunque con disidencias, y cuestionó al Gobierno al señalar que para que el fomento al sector autopartista funcione es necesario «que la gente pueda comprar un auto, cosa que está complicada, como lo exhiben todas las estadísticas».

Tras su intervención, Romero salió con dureza a criticar al diputado del Frente para la Victoria-PJ: «Presenté cuatro proyectos para el sector. Los tres anteriores no salieron por decisión del exministro, que no sé si entiende la diferencia entre un tanque de nafta y el tren delantero de un vehículo», espetó.