jueves 22 de agosto de 2019
Siguen las “microexportaciones” (que también suman).

Siguen las “microexportaciones” (que también suman).

Los anuncios de apertura de mercados globales siguen día a día y las burlas que generan en las redes, por su pequeño impacto agregado, están lejos de contemplar que, en el comercio exterior, el primer paso siempre es el más complejo y, por ende, es muy positivo.

Ayer, los funcionarios del Gobierno celebraron el despacho de arroz a Japón. La empresa Organic Latinamerica exportó 72 toneladas de arroz blanco que llegarán en abril. La intención es aumentar los volúmenes de ventas e incluir otros productos como legumbres orgánicas”, celebró Marisa Bircher, Secretaria de Comercio Exterior del Ministerio de Producción y Trabajo.
“Hoy una empresa argentina cerró contrato para venderle arroz de máxima calidad a Japón. Cada vez que alguien me diga que ser el supermercado del mundo es imposible me voy a poner a repetir como un loro a los gritos: ARROZ ARGENTINO EN JAPÓN”, agregó el experto Ivo Ordoñez, con su tradicional . “El gran Cristian Martínez y equipo acaban de vender arroz a Japón, cuyos aranceles para la importación de arroz alcanzan entre el 150%-200% y que además hay cuotas (es mucho más complejo)”, agregó.
También se sumó el embajador de Japón, un habitué de Twitter. “Por primera vez durante décadas Arroz argentino va a Japón!! Japón es el país de Arroz!! Ojalá Japón también importe legumbres orgánicos Argentinos y más productos Argentinos!!”, dijo Embajador Noriteru Fukushima

Fuente: El Economista