viernes 16 de noviembre de 2018
Productores orgánicos reclaman que los derechos de exportación vuelvan a 0%.

Productores orgánicos reclaman que los derechos de exportación vuelvan a 0%.

Firmaron una carta en el marco de las 19° Jornadas PROD, que se realizó este juevesen Buenos Aires. “Los orgánicos siempre tuvieron 0%, porque lo orgánico es característico de economías regionales y, por lo tanto, tienen mucha carga de flete y mano de obra”, explicó el presidente de OIA, Pedro Landa.
Productores orgánicos nucleados en la Organización Internacional Agropecuaria (OIA) firmaron una carta para pedirle al Gobierno Nacional que los derechos de exportación vuelvan a 0%.

Así se lo contó a Infocampo el presidente de OIA, Pedro Landa, en el marco de las 19° Jornadas PROD, que se llevaron a cabo este jueves en Buenos Aires con la presencia de productores de alimentos de todo el país.
“Los orgánicos siempre tuvieron 0% en ese impuesto, porque lo orgánico es característico de economías regionales y, por lo tanto, tienen mucha carga de flete y mano de obra. Un impuesto directo sobre el valor FOB es un ingreso sobre el valor bruto del producto, y terminan tributando 12% sobre una mano de obra que cuesta 200% más que el valor convencional”, explicó Landa.

Es que la decisión del Ejecutivo de imponer la alícuota generó complicaciones en varios rubros, como por ejemplo el caso de las frutillas orgánicas, cuyos productores aseguran que de esta manera dejaron de ser competitivos. “No pueden exportar, cuando les cargan todos los números se quedan afuera del mercado. Competir con otros países que no tienen tanta presión fiscal se hace imposible, y el orgánico compite con el mercado externo, no con el interno”, remarcó el titular de OIA.

EL FUTURO DEL SECTOR: PRODUCTORES RESPONSABLES PARA CONSUMIDORES EXIGENTES
Landa aseguró que el mercado de orgánicos está en pleno crecimiento, tanto en el plano internacional como en el nacional. Los motivos tienen que ver con consumidores que son cada vez más exigentes, y que buscan productos con certificación para garantizar la calidad y alimentarse mejor.

“Deberíamos mirar a lo orgánico como un ensayo de proyectos de lo que se viene en alimentos. El productor que quiere producir calidad tiene que estar preparado, entender el desafío y mirar hacia afuera para saber qué le están pidiendo. El consumidor, por su parte, cada vez es más exigente. Hay mucha información en todos lados, basta abrir la computadora y buscar un tema para convertirnos en expertos y que no nos engañen. Ese consumidor es el que busca orgánico: el consumidor informado. Ya no es el consumidor rico o que tiene mucho dinero que compra sin saber, aunque quizás eso pasaba antes. Ahora importa más leer una etiqueta. También está el miedo a los alimentos no seguros, y eso no quiere decir que los no orgánicos no sean seguros, sino que las garantías que dan los productos certificados son mayores. El consumidor se siente parte de un proceso de mejora”, reflexionó.

Durante el evento que reunió a cientos de productores, Landa invitó a avanzar en la parte técnica y en mercados, para que el productor “se lleve información para tomar mejores decisiones en su empresa”.

“Otra parte tuvo que ver con los desafíos actuales, y hubo una gran coincidencia entre todos, tanto por el cambio climático como por los objetivos del desarrollo sustentable, el sello sobre sello, los requisitos y las exigencias”, resumió.

Fuente: InfoCampo