lunes 19 de agosto de 2019
Paro del personal de aduanas frenará el comercio exterior.

Paro del personal de aduanas frenará el comercio exterior.

Sólo habrá guardias mínimas para emergencias médicas 
Como consecuencia de la adhesión sectorial al paro de la Confederación General del Trabajo ( CGT), el próximo 29 de mayo se paralizará el comercio exterior en la Argentina, ya que las aduanas funcionarán solamente con guardias mínimas.

Las exportaciones e importaciones de bienes y servicios de la Argentina se verán paralizadas el próximo 29 de mayo, adelantaron ayer a BAE Negocios fuentes del Sindicato Único del Personal Aduanero (Supara), que resolvió acompañar la medida dispuesta por la central obrera. Entre los argumentos que mencionan, se encuentran el pago del impuesto a las Ganancias y «la pérdida del salario».

«Se establecerán guardias mínimas de atención, lo que significa el paso de personas y sólo para el caso de emergencias médicas», profundizaron desde el gremio Supara, donde la discusión paritaria no comenzó aún. En los cálculos previos, podrían parar 5.200 trabajadores aduaneros en la Argentina, de áreas administrativas, jurídicas y operativas.

No es la primera vez que se vivirá esta situación en las Aduanas durante la actual gestión, ya que como consecuencia de resoluciones de la Afip, los salarios fueron recortados en años anteriores (luego compensados), en un contexto donde el Gobierno espera mayores ventas al exterior para mejorar el déficit de la balanza comercial.

El freno a la actividad se dará en todos los puntos terrestres, marítimos y fluviales donde existen puestos de control. El año pasado, hubo medidas regionales y en diferentes semanas de manera sorpresiva. El detonante había sido la disposición 204/18, firmada por el titular de la Afip, Leandro Cuccioli, donde el organismo definió que un fondo de jerarquización salarial bajaba en forma ostensible e impactaba en los salarios.

De acuerdo con fuentes de la Cámara de Exportadores de la Argentina (CERA), «la medida del día 29 traerá serios problemas que conllevarán dificultades aduaneras y logísticas de transporte para las destinaciones de las operaciones de comercio exterior». A ello, agregan: «seguimos con la sorpresa y el impacto por la reducción de reintegros y la suba de retenciones, y ahora enfrentaremos paros que alterarían el funcionamiento de organismos públicos y empresas privadas».

Fuente: BAE