martes 23 de octubre de 2018
Para expertos, regresa el “viento de cola” y es momento de volver a apostar por Argentina

Para expertos, regresa el “viento de cola” y es momento de volver a apostar por Argentina

Un informe de Forbes resaltó la menor emisión monetaria, el crecimiento de la próxima cosecha y la reclasificación a mercado emergente para recomendar.

Ninguna tormenta dura para siempre, tanto reales como económicas. Con la calma cambiaria de las últimas semanas instalando un poco de estabilidad en el humor de los inversores, ahora la prensa internacional del sector financiero apunta a las costas argentinas como un terreno fértil, ya pasada “la tormenta perfecta”.

La peor sequía de los últimos 50 años, los embates cambiarios, el crédito stand by del FMI y las últimas cifras económicas que apuntan a un corto plazo díficil, “causaron daño, pero también crearon una oportunidad histórica para entrar barato a una economía que está a punto de tener un significativo segundo viento por las políticas económicas del presidente Mauricio Macri”, proyecta una nota en Forbes.

Específicamente, de acuerdo al medio especializado, el frente de nubes comenzó cuando, a principios de año la peor sequía en décadas empezó a verse en el resto de la economía, “contrayéndose 2,7% de marzo a abril, y con u$s3.400 millones perdidos en exportaciones”. Luego, la apreciación general del dólar en el mundo afectó particularmente a la Argentina, con el peso perdiendo hasta 55% de su valor.

La última gota fue el impuesto de renta financiera que los tenedores extranjeros de Lebacs debían empezar a pagar, “un movimiento inesperado que mandó afuera miles de millones en inversores extranjeros”.
2018-08-01 Autoferro-Nissan-notas Banner 600×300

Esta combinación de factores creó una “tormenta perfecta” que aplastó el mercado bursátil y elevó las tasas de interés. Ahora, las nubes más oscuras comienzan a despejarse, de acuerdo al artículo de Thomas Landstreet.

Las fuertes lluvias del último mes, combinadas con la reclasificación de Argentina como mercado emergente en los índices de MSCI (para el cual se espera que entre un flujo de hasta USD 4.000 millones), y la tímida recuperación de las acciones, hacen que Argentina ahora sea “terreno fertil”, según consigna Infobae.

En particular, Landstreet destaca un esperado rebote del sector agroexportador, proyectando que si la cosecha simplemente vuelve a niveles pre-sequía, la producción de maíz podía llegar a crecer un 30% y la de soja un 43% interanual.

Eso, combinado con el efecto esperado de bajas en las cargas impositivas y regulaciones de mercado, lleva a Landstreet a concluir que “la reciente serie de eventos desafortunados en Argentina son una corrección temporaria en una tendencia largo placista de reformas pro-mercado, que eventualmente serán la llave a desbloquear y liberar el potencial de los vastos recursos del país”.
Fuente: IProfesional