lunes 20 de noviembre de 2017
OMC alerta de eventual uso de seguridad nacional para imponer restricciones

OMC alerta de eventual uso de seguridad nacional para imponer restricciones

El director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Roberto Azevêdo, mostró hoy su preocupación por la creciente amenaza de que Estados miembros usen el argumento de la seguridad nacional como una excusa para imponer medidas de restricción al comercio que están prohibidas.

En las últimas semanas, varios países han esgrimido el artículo XXI del Acuerdo General sobre Tarifas y Comercio (GATT) -que establece la posibilidad de no aplicar las normas de la OMC apelando a la seguridad nacional- para introducir, o amenazar con implementar, medidas restrictivas.

“Es preocupante la posibilidad de que tal vez podamos estar enfrentando demandas en el sistema de resolución de controversias iniciadas por miembros. Esto es un tema muy susceptible, y espero que los países no se sientan alentados a hacerlo”, afirmó hoy el director general en declaraciones a los periodistas.

El propio director recordó que el tema de la seguridad nacional se ha nombrado y usado como elemento de presión a lo largo de la historia, pero nunca ha llegado a usarse en el sistema de resolución de disputas, algo que podría suceder en el futuro próximo.

Hay varios frentes abiertos. El primero es el de Estados Unidos, que está analizando la posibilidad de aplicar a las importaciones de acero y aluminio la llamada sección 232, una norma nacional que le permite imponer restricciones a las importaciones por razones de seguridad nacional.

El argumento de la Administración de Donald Trump, que ha pedido su estudio, es que la industria del acero estadounidense estaría tan amenazada por las importaciones chinas que podría incluso disminuirla a unos niveles insostenibles en caso de conflicto bélico y, por lo tanto, debe ser protegida.

La sección 232 es contraria a las normas de la OMC, pero en caso de que algún miembro llevara a Estados Unidos ante el sistema de resolución de controversias, Washington podría, eventualmente, esgrimir el artículo XXI.

Otro caso similar podría ser esgrimido por Ucrania.

En caso de que Rusia llevara al sistema de resolución de conflictos las sanciones impuestas por Ucrania a Rusia por el conflicto en la parte oriental del primer país, Kiev podría argumentar que lo hace por razones de “seguridad nacional”.

A la inversa, Arabia Saudí, Bahrein, Emiratos Árabes Unidos y Egipto arguyeron públicamente el pasado viernes en una reunión en la OMC que las sanciones que han impuesto a Catar se basan en la defensa de su propia seguridad nacional.

Ello implica que si Doha decidiera denunciar a los cuatro países por sus restricciones, como ya ha anunciado, Riad, Manama, Abu Dhabi y El Cairo aducirían que simplemente tienen derecho porque el artículo XXI se lo permite.

El artículo se ha usado en el pasado en algunas ocasiones: durante las guerra de Las Malvinas y en el embargo estadounidense contra Nicaragua, entre otras ocasiones, pero nunca se ha empleado en un caso ante el sistema de controversias.

Fuente: El Periódico