jueves 20 de septiembre de 2018
Los servicios argentinos ya exportan u$s6.000 millones por año.

Los servicios argentinos ya exportan u$s6.000 millones por año.

Los servicios basados en conocimiento son el cuarto complejo exportador en Argentina y representan el 10% de las exportaciones de bienes y servicios.
n el país hay cerca de un millón de empresas en actividad pero solo unas 9.500 exportan, lo que representa menos del 1% del total. La cifra se desprende de estimaciones oficiales.
 
“Por lo menos hay que triplicar ese número, debemos llegar a 30.000 empresas exportadoras”, aseguró Alejandro Wagner, director de Comercio Internacional de la Agencia de Inversiones.
 
Los números duros muestran que el complejo oleaginoso exporta cada año unos u$s18.000 millones, mientras que u$s6.000 millones corresponden a cereales, y el sector automotor y los servicios basados en conocimiento, entre u$s5.500 y u$s6.000 millones cada uno, según El Cronista.
 
La oferta local de servicios exportables abarca el software (FinTech y AgTech), videojuegos con destino a la región, animación y doblajes hacia Estados Unidos y Europa.
 
Los servicios basados en el conocimiento son el cuarto complejo exportador de la Argentina y representan el 10% de las exportaciones totales de bienes y servicios.
 
Asimismo, representan el sector más dinámico del comercio mundial y contribuyen a la diversificación de la oferta exportable y han ganado protagonismo en la economía argentina.
 
El sector se ve favorecido por la devaluación. El nuevo ministro de Producción, Dante Sica, dijo que el dólar a 28 o 29 pesos “deja cómodas a muchas actividades”, al tiempo que sostuvo que este nuevo nivel del tipo de cambio favorece a las industrias y desalienta la salida de divisas por el turismo.
Por otra parte, el Gobierno puso fin en mayo pasado a la doble tributación para la exportación de servicios entre Argentina y Brasil, una medida que apunta a favorecer a Pymes y emprendedores que sean exportadores del sector servicios basados en el conocimiento.
 
La nueva norma introduce un mecanismo para evitar la doble imposición que permite que ambos estados puedan deducir de su impuesto a la renta un importe igual al retenido en el otro país. Además, estipula topes de retención de entre 10% y 15%.
 
Se espera así que los emprendedores y empresas argentinas que exporten servicios a Brasil podrán, por ejemplo, descontar lo que pagan por Ganancias, evitar el pago del gravamen a los dos fiscos, y así ganar competitividad, destacó el Ministerio de Producción en un comunicado.
 
Entre los servicios contemplados dentro de la ley se incluyen: contables, legales, arquitectura, ingeniería, audiovisual, publicidad, informática, investigación y desarrollo, consultoría y servicios empresariales.
 
Argentina y Brasil firmaron en julio de 2017 el fin de la doble tributación, en el marco de la Cumbre del Mercosur que se realizó en Mendoza. El proyecto tuvo media sanción en el Senado en marzo pasado, y luego fue girado a Diputados.
Fuente: IProfesional