martes 2 de marzo de 2021
Las exportaciones de maíz superarían los U$S 8600 millones.

Las exportaciones de maíz superarían los U$S 8600 millones.

Las exportaciones de maíz superarían los U$S 8600 millones.
Las ventas del cereal al exterior podrían incrementarse en 617 millones de dólares debido a la mejora en la calidad del cultivo gracias a las lluvias de fines de enero y principios de febrero.
Además de las lluvias del fin de semana largo, continúan las buenas noticias para los cultivos de verano. La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) aumentó la proyección de las exportaciones de maíz debido a un incremento en la estimación de producción del cereal, que alcanzarían las 48,5 millones de toneladas durante la campaña en curso. De esta forma, el ingreso total por las ventas al exterior sería de alrededor de 8642 millones de dólares.
La entidad explicó que “producto de las oportunas lluvias de fines de enero y principios de febrero, que aliviaron los efectos de la ola de calor e interrumpieron la sequía que venía condicionado al cultivo desde sus inicios en la franja central del país, se incrementó la estimación productiva para la campaña maicera en 2,5 millones de toneladas hasta los 48,5 millones de toneladas”.
Con esta nueva previsión, el saldo exportable del cereal ascendería a 35 millones de toneladas, sobre una producción total de 48,5 millones. La entidad rosarina explicó que dicho volumen, valuado a los precios internacionales actuales y “asumiendo” una distribución de embarques que siga la tendencia de años previos, este incremento en el tonelaje exportable permitiría un ingreso adicional de divisas de 617 millones de dólares, remarcó la BCR.
Una “niña” buena
El inesperado salto productivo del maíz, que a principios de año se encontraba seriamente comprometido por la falta de lluvias por el fenómeno climático de La Niña, hacía pensar que la campaña afrontaría serios inconvenientes.
Sin embargo, las abundantes lluvias que se produjeron durante la segunda quincena de enero y gran parte de febrero permitieron una sustancial recuperación de los niveles de humedad en los suelos, sobre todo en los momentos críticos de desarrollo de la soja y del maíz tardío.
En este sentido, la BCR remarcó que “es destacable el estado de los cultivos tardíos en Córdoba y en el centro y norte de Santa Fe. Aparte del impacto en el desarrollo de los tardíos y los de segunda, las últimas lluvias fueron también capitalizadas por las siembras tempranas pero de fechas más tardías”.
Con un rinde de 79,6 quintales por hectárea estimado a nivel nacional, la BCR elevó a 48,5 millones de toneladas la producción 2020/21. De concretarse la proyección, este año el volumen cosechado apenas quedaría por debajo del récord de los dos años pasados, cuando se trillaron 51,5 millones de toneladas.
Sin embargo, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), informó que la cosecha del cereal avanzó durante la semana en lotes tempranos y ya cubrió el 0,4% del área apta con rindes por debajo del promedio de las últimas campañas debido a la falta de agua que sufrió el cultivo en diciembre.
“La estimación de producción de maíz con destino grano comercial para la campaña 2020/21 se mantiene en 46 millones de toneladas: 5,5 millones de toneladas menos que el ciclo previo”, afirmaron los especialistas de la entidad bursátil porteña.
Fuente: TN