miércoles 17 de enero de 2018
De la mano de Brasil y alzas de materias primas, prevén mayores exportaciones

De la mano de Brasil y alzas de materias primas, prevén mayores exportaciones

Aún no están los datos consolidados de la balanza comercial de todo 2017, pero los analistas ya descuentan un déficit comercial que rondará los u$s 9000 millones, reflejando así el magro crecimiento de las exportaciones (1,2%), que se contraponen al 19,9% de incremento de las compras al exterior, con datos a noviembre pasado.

Para este año se espera un crecimiento en las ventas externas, que podría llegar al 5%, aunque se mantendrá la tendencia general.

El principal motor de esta mejora será la mayor demanda de Brasil, cuya economía crecerá este año en torno al 2,5%, por encima de las proyecciones para todo 2017, que la ubican unas décimas por debajo del 1%.

Pero, además, esto se dará en un contexto de crecimiento de la economía mundial en torno al 4%, en el que se proyecta mayor dinamismo del comercio internacional (3,5% a 4%), mientras el debilitamiento del dólar tendría un impacto positivo en los precios internacionales de las principales materias primas. Además, se proyecta un tipo de cambio menos atrasado, luego de la “recalibración” de las metas de inflación para este año y 2019, que probablemente derivará en una baja de las tasas de interés, un proceso que podría empezar hoy mismo cuando el Banco Central decida el nivel de las tasas de referencia.

Pero hay que recordar, no obstante, que un escenario de mayor dinamismo de la economía impulsará también a las importaciones. Así, los analistas esperan un incremento de las compras del exterior de al menos un 10%, lo que profundizará el déficit de la balanza comercial. Marcelo Elizondo, director general de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI), considera que “si la economía argentina crece 2,5% a 3% este año, las importaciones tienen garantizado un crecimiento de entre 8% y 10%”.

Un informe de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (AAICI), señala que cuatro de los cinco rubros que encabezan el ranking de exportaciones retrocedieron en el acumulado de los primeros diez meses de 2017, comparados con el mismo período de 2016. Se destaca la caída del 6,3% en subproductos oleaginosos de soja, con u$s 800 millones menos entre enero y octubre. También cayeron en valores el maíz (merma de 9,0%), aceite de soja (baja de 2,1%) y soja (reducción de 17,1%), en tanto sólo se registró un incremento de 22,6% en vehículos automóviles terrestres.

“Pensamos que las exportaciones crecerán este año, un poco, pero nos juegan en contra las exportaciones de biodiésel a Estados Unidos, que caerán u$s 1200 millones, aunque subirán u$s 600 millones a la Unión Europea”, aseguró Enrique Mantilla, presidente de la Cámara de Exportadores de la República Argentina (CERA).

Para Mantilla, el eje principal en la agenda de los exportadores es la competitividad sistémica. Reconoce que el Gobierno “está trabajando en mejorar la infraestructura, bajando costos de practicaje” y operación en pasos transfronterizos. Sin embargo, aclaró que para impulsar las exportaciones la clave es que el Gobierno avance con el Acuerdo de Facilitación del Comercio que ya fue aprobado por el Congreso, pero “aún hay que presentar los compromisos a la OMC”. En CERA proyectan este año exportaciones por u$s 60,8 millones (valor FOB) e importaciones por u$s 70,0 (valor CIF).

“Aspiramos a que las exportaciones crezcan el 5% en 2018”, sostiene Elizondo, pero aclara que las importaciones van a crecer por lo menos 10%. Consultado sobre los beneficios de poner en vigencia el Acuerdo de Facilitación del Comercio, el economista explicó que “el acuerdo es muy importante pero más que eso es que se tomen decisiones administrativas como bajar regulaciones de AFIP o agilizar procesos en frontera”. Y recordó: “Argentina y Venezuela son los dos países con más ineficiencias en frontera en todo el mundo”.

Fuente:El Cronista