domingo 5 de julio de 2020
La exportación del kiwi local tuvo un aumento mayor al 50%.

La exportación del kiwi local tuvo un aumento mayor al 50%.

Los productores de kiwi de Mar del Plata y la zona finalizaron la cosecha con una sonrisa. No sólo porque aumentaron los volúmenes y pudieron sortear exitosamente los obstáculos de la pandemia sino porque las exportaciones crecieron significativamente: estiman que se incrementará al menos en un 50% respecto al año pasado.

Así lo afirmaron desde la Cámara de productores de kiwi de Mar del Plata al hacer un balance “positivo” de la temporada que finalizó.

Uno de los principales aspectos que destacan los productores es el aumento de los volúmenes que obedeció a dos motivos. Uno fue el notable incremento en muchos lotes relativamente nuevos que aún no han alcanzado su tope de producción. El otro fue el impacto de los avances tecnológicos.

“El resultado es bueno. Dentro del contexto de las dificultades estructurales, fue positivo”, consideró el productor Ricardo Nejamkin.

La exportación creció mucho y estiman que, cuando termine el proceso, el aumento será mayor al 50% respecto a 2019.

Uno de los motivos fue el aumento en la producción. La mayor cantidad y las complejidades que requiere el guardado de la fruta, impulsaron la exportación. La inestabilidad del mercado interno también hizo su aporte y la pandemia del coronavirus influyó: en el hemisferio norte aumentó mucho el consumo de kiwi.

Gran parte de la población tiene identificada a esta fruta como un alimento con muchas propiedades y beneficioso para la salud y eso se potenció con la inesperada llegada del coronavirus. Este incremento de consumo en el hemisferio norte hizo que bajara el stock y eso potenció la exportación de los productores de la zona de General Pueyrredon.

Para Nejamkin, el incremento de la exportación “ratifica el reconocimiento de la calidad del kiwi de Mar del Plata”, que está entre los mejores del mundo.

Desafío Covid-19

La pandemia del Covid-19 presentó un desafío extra para los productores. Sin protocolo oficial para la actividad, hubo que implementar estrictas medidas de prevención ya que el riesgo era alto: un caso de coronavirus hubiera significado el final de la cosecha.

“Nos enfrentamos a una situación nueva. El momento de la cosecha es el de mayor concentración de mano de obra y había mucho riesgo. Pero los productores diseñamos un protocolo y salió todo muy bien. No tuvimos ningún caso”, remarcó el integrante de la Cámara.

En Mar del Plata hay alrededor de 400 hectáreas de kiwi en plantaciones ubicadas en Ruta 88, o en cercanías de Sierra de los Padres. El 80% del kiwi nacional que se consume en el país, se produce en esta zona.

De cara al futuro, Nejamkin pronosticó que “cuando se resuelvan los problemas de la macroeconomía del país y haya una mayor estabilidad, la producción se puede aumentar”. “El negocio es bueno, el problema que hay es la falta de financiamiento a largo plazo”, subrayó.

 

Fuente: La Capital