miércoles 12 de agosto de 2020
La cosecha récord inundó de buques el Paraná: el mayor movimiento de navíos de la historia.

La cosecha récord inundó de buques el Paraná: el mayor movimiento de navíos de la historia.

Según un análisis de la Bolsa de Comercio de Rosario, el año pasado ingresaron al Gran Rosario un total de 2.632 barcos hasta los principales puertos santafesinos.
n total de 2.632 buques ingresaron al Gran Rosario el año pasado para cargar granos, subproductos de cereales y oleaginosas, y otras mercaderías, en los puertos ubicados en esa zona del río Paraná.

La cifra supera por un 21,2 por ciento a los 2.352 barcos de 2018 y es la más alta de los últimos 20 años, de acuerdo con un informe elaborado por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Cómo son los buques que vienen a buscar granos a Rosario
De todos modos, como los volúmenes cosechados en la actualidad son muy superiores a los que se obtenían el siglo pasado, puede considerarse también que es el mayor movimiento de navíos de la historia.

El análisis está distribuido en dos zonas para que sea más fácil de comprensión: cuando se menciona “Puerto de San Lorenzo”, se hace referencia a todas las terminales portuarias ubicadas al norte de la Ciudad de Rosario y que están localizadas en San Lorenzo, Puerto General San Martín y Timbúes. En el caso de “Puerto de Rosario” se incluyen a todas las terminales ubicadas en la ciudad de Rosario, Villa Gobernador Gálvez, Punta Alvear, General Lagos y Arroyo Seco.

Menos agua, más barcos

El guarismo del último año está influenciado por la excelente cosecha 2018/19, que marcó un récord, en contraposición con la zafra 2017/18 que había estado muy afectada por la mayor sequía en 50 años que sufrió en ese entonces el corazón productivo argentino.

“Por otro lado, la bajante del río registrada especialmente a partir del mes de setiembre, permite dos lecturas: por un lado, que, a pesar de las limitaciones en el calado de despacho de los buques producto del menor nivel de agua, el sistema siguió operando bien. Por otro lado, esta situación probablemente generó el ingreso de algunos buques adicionales, dado que una menor cantidad de carga por buque puede obligar al ingreso de más buques para transportar la carga total disponible, sea de exportación o importación”, explicó, además, la BCR.

Sumar porotos les resta a los embarques de soja
En este contexto, la entidad aclaró que estos números se refieren solamente al ingreso de buques de ultramar; es decir, que no se contempla el movimiento de barcazas.

Además, si bien el grueso de las cargas en la zona son de productos agroindustriales, se contemplan todo tipo de mercaderías: también minerales, combustibles, fertilizantes, azúcar y cargas generales.

Del mismo modo, “como el objetivo final es medir la actividad portuaria, si en un mismo viaje un buque recala en más de un puerto del área, se contabilizará todas las veces que ingresa a cada instalación portuaria”, indicó la BCR.

Fuente: Agrovoz