lunes 25 de marzo de 2019
La Argentina, ante el desafío de aprovechar el viento de cola de Brasil, el gigante de América Latina

La Argentina, ante el desafío de aprovechar el viento de cola de Brasil, el gigante de América Latina

El destino, tanto del Mercosur como de la relación bilateral de Argentina y Brasil, se resolverá el próximo día 16 de enero, cuando el presidente Mauricio Macri se reúna en Brasilia con Jair Bolsonaro.

La previsión de varios analistas económicos es que Brasil tendrá un crecimiento económico de por lo menos 2,4% en 2019 y que el real tenderá a estabilizarse entre R$ 3,70 y R$ 3,80. La pregunta es: ¿la Argentina podrá aprovechar este viento de cola del gigante de América Latina?

Depende solamente de la política de comercio exterior de nuestro país ocupar cada vez más espacio

La buena noticia es que ocupar cada vez más espacio depende solamente de la política de comercio exterior de nuestro país. La mala noticia, también…

Con relación a las especulaciones que sugieren que Brasil no le daría importancia a la República Argentina, es necesario destacar que desde el año 2000 a la fecha, el superávit comercial del país vecino con respecto al nuestro suma (de punta a punta) 48.339 millones de dólares.

Por eso, a pesar de las informaciones que señalan que el presidente Jair Bolsonaro podría propiciar el fin del Mercosur, ¿cuál sería el sentido de cortar la segunda mejor balanza comercial en comparación con cualquier otro bloque o país?

A comienzos del año 2018, se calculó que el déficit comercial argentino con Brasil sería el mayor de todos los tiempos, superando la marca de los USD 10.000 millones.

El análisis era bastante simple de realizar: las importaciones argentinas desde Brasil, habían crecido el 31,31% en 2017 respecto del año 2016 y la oferta exportable brasileña tenía 96% de productos con alto valor agregado (contra 72% de Argentina).

Brasil continúa aumentando sus importaciones pero la Argentina no acompaña este crecimiento
En contrapartida, las exportaciones de productos básicos de Argentina, llegó a 24%, contra apenas 4% de Brasil. ¿Cuántas toneladas de productos primarios precisábamos vender para contrarrestar una tonelada de un producto con valor agregado?

Hasta el mes de abril de 2018, las proyecciones se venían cumpliendo. Entre enero y abril, Brasil había exportado a Argentina un 16,48% más que en el mismo período del año anterior (USD 6.063 millones, contra USD 5.205 millones).

Las importaciones brasileñas desde Argentina habían crecido también un 16,53% (USD 3.225 millones contra USD 2.853 millones), y el déficit comercial (argentino) acompañaba los mismos indicadores.

En los primeros cuatro meses de 2018, el déficit argentino sumaba USD 2.738 millones (+16,42% mayor que el mismo periodo del año 2017 en que llegó a USD 2.351 millones).

El Mercosur es muy dependiente del crecimiento económico de los socios para generar más intercambio
Fue a partir de mayo de 2018 que todo cambió. Las importaciones argentinas, merced del inicio de la crisis cambiaria y económica comenzaron a caer. Entre mayo y diciembre de 2018, Brasil exportó a Argentina un 28,40% menos de lo que exportó en el mismo periodo de 2017. (USD 8.887 millones contra USD 12.413 millones).

Las exportaciones argentinas a Brasil, en función de los buenos indicadores macroeconómicos de nuestro vecino, aumentaron (de mayo a diciembre) un 17,38%. De exportar USD 6.581 millones, Argentina pasó a exportar USD 7.725 millones.

Mayo fue, sin lugar a dudas, el punto de inflexión en el aumento de las exportaciones brasileñas a Argentina que comenzaron a caer en forma contundente (respecto del mismo mes del año anterior).

Mayo 2018 -19,37%
Junio 2018 -28,40%
Julio 2018 -23,44%
Agosto 2018 -18,05%
Setiembre 2018 -33,64%
Octubre 2018 -37,36%
Noviembre 2018 -40,03%
Diciembre 2018 -55,25%

La reciprocidad no fue verdadera. Las exportaciones argentinas a Brasil crecieron mes a mes (en relación con el mismo mes del año anterior).

Junio 2018 +17,38%
Julio 2018 +33,11%
Agosto 2018 +36,68%
Setiembre 2018 +13,07%
Octubre 2018 +8,20%
Noviembre 2018 +12,05%
Diciembre 2018 +29,32%

Estos resultados hacia direcciones opuestas explican el superávit comercial argentino en diciembre 2018 y el resultado final de la balanza comercial con un superávit brasileño por valor de USD 3.900 millones (52,34% menor que el déficit del 2017 que llegó a USD 8.183 millones).

El destino, tanto del Mercosur como de la relación bilateral de Argentina y Brasil, se resolverá el próximo día 16 de enero
La proporción de participación de cada país respecto del comercio exterior continúa disminuyendo. En 2000, de todo lo que Brasil le compraba al mundo, el 12,25% se lo adquiría a la Argentina.

Este valor cayó al 6,26% en 2017 para bajar aún más al 6,10% en 2018. Brasil continúa aumentando sus importaciones pero la Argentina no acompaña este crecimiento.

De punta a punta, Brasil incrementó sus ventas al mundo en un 20,22%, pero Argentina solo compró un 17,13% más que el año pasado.

Desde la referencia del año 2000, Brasil multiplicó sus importaciones por 3,2 (de importar USD 55.891 millones, está importando USD 181.230 millones) pero la relación de Argentina en ese mercado, disminuyó 50%.

Respecto de las exportaciones, de todo lo que Brasil le exportaba al mundo, el 11,35% se lo exportaba a Argentina. En 2017, este porcentaje cayó al 8,09% y terminó el 2018 en el 6,23%.

En la misma referencia, sus exportaciones desde 2000 a la fecha se multiplicaron por 4,36, pero la participación de la Argentina en su mercado exportador cayó también, casi la mitad en términos proporcionales.

Esto deja abierto el debate respecto de que el Mercosur está muy dependiente del crecimiento económico de los socios para generar más intercambio, y que si no expande sus fronteras, visualizando la exportación de productos “Made in Mercosur” hacia terceros mercados, su fuerza se irá perdiendo.
Fuente
Bae Gustavo Segre(*) Socio de Center Group