sábado 22 de septiembre de 2018
Innovación, desarrollo y más inversión, las llaves para incrementar las exportaciones argentinas

Innovación, desarrollo y más inversión, las llaves para incrementar las exportaciones argentinas

Analistas y directivos debatieron sobre oportunidades que se abren para el país en materia de negocios internacionales y los desafíos que hay por delante.

En el marco del evento “Negocios con el Mundo”, organizado por La Nación y por ICBC Argentina, directores de empresas, emprendedores y expertos, reflexionaron sobre el presente del comercio exterior y los grandes desafíos que hay por delante en materia de internacionalización.

Además del panorama que ofrecieron referentes del sector, analizando las debilidades y fortalezas a la hora de incrementar la base de empresas exportadoras, también se profundizó en algunos casos de éxito, con el objetivo de conocer experiencias positivas de Pymes que lograron incorporar mayor valor agregado y ser más innovadoras, para así conquistar nuevos mercados.

Uno de esos casos estuvo protagonizado por una de las firmas que resultó ganadora en 2017 del Premio ICBC Comercio Exterior, certamen que acaba de abrir el proceso de inscripción para su segunda edición.

A la hora de trazar un diagnóstico, diferentes analistas que participaron del evento coincidieron en señalar la necesidad de incrementar de manera significativa el volumen de empresas con presencia internacional.

“Hay unas 850.000 Pymes en el país, pero apenas 6.000 exportan. Hay que tomar conciencia de la pequeña dimensión que tiene el sector empresarial, porque esto representa un límite estructural al crecimiento. Sin mayor natalidad de empresas, no vamos a poder pasar del 10% o 12% de participación de las exportaciones en el producto a más de un 20%”, señaló Vicente Donato, director ejecutivo de la Fundación Observatorio Pyme.

El experto agregó que el bajo nivel de exportaciones “es el cuello de botella, el límite estructural que tiene la Argentina”, a la hora de generar dólares. Y puso como ejemplo qué sucede en otros países de la región: “Nosotros tenemos una empresa exportadora cada 10.000 habitantes, mientras que Chile tiene 5. Si nosotros pretendemos llegar a esa relación, entonces tenemos que tener unas 15.000 firmas más que le vendan al mundo”.

Frente a este desafío, uno de los conceptos que sobrevoló en cada una de las exposiciones fue la necesidad de que las empresas sean cada vez más innovadoras.

¿Qué hace a una compañía exitosa a la hora de encarar un proyecto de internacionalización? Paula Ortega, gerente de Productos Comercio Exterior de ICBC, detalló los factores en común que encontró en cada una de las firmas que se lanzó con éxito a ganar mercados.

“Estas Pymes, en general, han hecho antes que nada un excelente estudio de mercado, se tomaron muy en serio la planificación y adaptaron sus productos a las necesidades de sus clientes en el exterior. Luego, se mantuvieron siempre actualizadas en cuanto a prácticas, procesos y management. Y, muy importante, siempre tuvieron a la exportación como estrategia fundamental y desde un principio”, explicó.

Conquistar mercados, según Ortega, “implica insistir e invertir tiempo y esfuerzos. Hay que tener mucha resiliencia”.

En uno de los paneles en los que se analizaron casos de éxito, Manuel Sobrado, director ejecutivo del Grupo Insud, un holding muy diversificado que produce medicamentos y hasta produce películas, afirmó que “nosotros creemos en el talento argentino tanto científico, informático, como artístico. Todo lo que conseguimos lo logramos porque acá hay talento”.

La importancia de reinvertir para mantener encendida la llama de la innovación fue uno de los puntos abordados por Esteban Lombardía, cofundador de Terragene, una Pyme rosarina que produce y comercializa a más de 60 mercados productos destinados a controlar procesos de esterilización y que, el año pasado, como resultado de su planificación y estrategia, resultó ganadora del Premio ICBC Comercio Exterior en la categoría “Empresas Pequeñas”.

Lombardía aseguró que “no se puede pensar en exportar sin innovar”. Prueba de ello es que Terragene invierte un 9% de las ganancias en I+D (investigación y desarrollo).

El elevado nivel de valor agregado que alcanzaron les permitió abrir una filial en Estados Unidos y también en China, desde donde están comenzando a redistribuir su producción al sudeste asiático. Su estrategia es la que le permitió imponerse en su categoría en el certamen que organiza ICBC Argentina y cuya inscripción para la edición 2018 culmina el 21 de septiembre.

En ese mismo panel, Ortega, de ICBC Argentina, explicó que el premio es abierto, para clientes y no clientes del banco, y que los ganadores, además del reconocimiento por su capacidad de actuación en los negocios internacionales, también recibirán un fuerte espaldarazo para salir a conquistar mercados en el exterior.

En efecto: las compañías que se destaquen en el Premio ICBC Comercio Exterior, sumarán una gran experiencia dado que visitarán centros urbanos y comerciales con buen potencial para la inserción de productos con sello argentino, como Shanghai y Guangzhou.

“Esto lo hacemos en conjunto con la Fundación ICBC, que tiene 40 años de trayectoria en el país, ayudando a plantar banderas en el mundo”, sostuvo Ortega.

Respecto del rol del Estado en la creación de un ecosistema más amigable para los negocios y que facilite la innovación por parte de las empresas, Andrés Ibarra, ministro de Modernización de la Nación, enumeró los pasos que desde la actual gestión desarrollaron para lograr una mayor simplificación en cada uno de los organismos y procesos del Estado.

“La digitalización de sistemas es un objetivo central del proyecto de Ventanilla Única de Comercio Exterior, en el que venimos trabajando con organismos como Senasa, Aduana y AFIP, entre otros, para generar el cambio. De hecho, hay muchos trámites en los que ya se puede notar esa simplificación”, apuntó.

Los beneficios de venderle más al mundo

Fernando Negri, responsable de Global Markets de ICBC Argentina, aseguró que el tipo de cambio no puede ser la condición única para impulsar exportaciones. En este sentido, el directivo señaló que tiene que haber también una mayor competitividad estructural en términos de logística, seguridad jurídica y tributaria, entre otras variables.

“Si analizamos las exportaciones relacionadas con productos primarios, que representan dos tercios del total, exportamos u$s1.000 por habitante, mientras que países con una matriz industrial como Holanda o Alemania, exportan u$s8.000 y u$s3.000, respectivamente”, detalló Negri.

A la hora de analizar el potencial, el directivo de ICBC Argentina afirmó que el país tiene mucho terreno por delante para incrementar las ventajas competitivas en rubros como agro, minería, servicios profesionales y de conocimiento y propiedad intelectual.

“En estos sectores debería haber una política de más largo plazo”, aseguró.

Marcelo Elizondo, abogado, Master en Ciencias Económicas y especialista en negocios internacionales, agregó que “es clave mejorar el resultado en materia de comercio internacional. Y no es que lo tenemos que hacer simplemente porque es algo que esté de moda. Hay muchos factores que nos deben impulsar a hacerlo, porque todos aquellos países que más exportan en el planeta reciben beneficios concretos, que están probados”.

Entre los impactos positivos que recibe una economía con una gran base de empresas exportadoras, Elizondo enumeró la mejora en la oferta de bienes y servicios, la generación de empleo de mayor calidad y el aumento en la tasa de inversión.

Frente a este desafío, Ortega afirmó que iniciativas como el Premio ICBC Comercio Exterior son muy positivas para comenzar a dar el salto, “porque estamos ayudando a potenciar algo tan importante como es la consolidación de las exportaciones argentinas”.

Fuente: IProfesional

Foto apertura: Fabián Malavolta