domingo 22 de septiembre de 2019
Exportaciones de granos y derivados aumentan u$s6.400 millones en 2019.

Exportaciones de granos y derivados aumentan u$s6.400 millones en 2019.

Las exportaciones del complejo agroexportador que comprende soja, maíz en grano, trigo, girasol, cebada, harinas, aceites y otros subproductos alcanzarían un total de 28 mil millones de dólares en 2019, 6400 millones más que en 2018.

En comparación al año 2018 equivale a un aumento de 4.800 millones de dólares, si se consideran las menores importaciones de soja para 2019 el saldo neto sería un aporte adicional del sector en total de 6.400 millones de dólares.

Así lo estimaron el economista en jefe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), Julio Calzada y Federico Di Yenno en un informe.

«Si bien aún resta un tiempo considerable para recolectar la cosecha gruesa 2018-2019 y para cuestiones todavía sin resolver como la disputa comercial entre China y Estados Unidos, se puede comenzar a hacer proyecciones de lo que puede dejar la agroindustria en materia de exportaciones», dijeron.

El conflicto chino-estadounidense «da un panorama muy incierto al comercio y crecimiento mundial, impactando en los precios de los commodities y las compras de soja que podría realizar China en Argentina», afirmaron.

Analizaron que en los últimos 5 años, las exportaciones del complejo agroexportador que comprende soja y subproductos (incluyendo biodiésel), maíz en grano, trigo y harina, girasol, cebada y sus subproductos, presentaron alrededor del 41 % de las ventas externas anuales de Argentina, «oscilando entre el 38 y 46 % del total en dicho período».

El principal producto de exportación ha sido la harina de soja que representa el 17 % de las exportaciones totales, sin tomar en cuenta la participación del año 2018 por presentarse una campaña agrícola de fuerte caída en la producción.

Se proyectan importaciones de soja por tres millones de toneladas en la campaña 2018-2019, un valor levemente por encima al de la campaña 2016-2017. En base al análisis mensual, se desprende que prácticamente todos los meses de 2019 van a tener exportaciones mayores a las obtenidas en el año 2018.

Los analistas prevén que en los meses de enero a marzo las exportaciones van a estar sostenidas principalmente por los envíos de trigo, cebada y subproductos y harina de soja.

En tanto, «los efectos de una mejor cosecha de maíz se espera que se sientan principalmente a partir de junio y agosto, que es cuando se comienza a exportar el maíz tardío».

Fuente: Bae