jueves 3 de diciembre de 2020
Entre 2 a 5 años se propone el sector para aumentar la exportación de vinos.

Entre 2 a 5 años se propone el sector para aumentar la exportación de vinos.

Entre 2 a 5 años se propone el sector para aumentar la exportación de vinos.
Representantes de cámaras y entidades vitivinícolas consultadas ayer levantaron el pulgar al Plan 1000 presentado por el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación y anticiparon que la meta de aumentar las exportaciones de vinos a los mil millones de dólares se podrá lograr en un lapso de entre 2 a 5 años. Esa vara de facturación es para los vinos fraccionados, que en el 2019 alcanzaron los 736.337.056 dólares. La hoja de ruta del Plan 1000 pretende lograr ese objetivo para traer divisas al país mediante la implementación de distintas herramientas y financiamiento (ver Claves), entre las cuales se encuentran el aumento al doble de los reintegros a las exportaciones vitivinícolas de vinos y mostos vinos, que fueron destacados por todos los sectores. Ahora desde el Ministerio de Producción de San Juan y desde la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar) se está gestionando para que también se incluyan en el beneficio a las pasas y la uva en fresco. «El objetivo es lograble. Es fundamental para ello el tipo de cambio y mejorar la inversión en promoción, pero se puede lograr en un par de años», dijo el titular de la Cámara de Bodegueros de San Juan, Mario Pulenta. Para José Zuccardi, presidente de la Coviar, el tiempo dependerá de las variables macroeconómicas y de la producción de la próxima cosecha cuyo destino estará signado por el clima y la sequía, «pero creo que deberíamos hacerlo en menos de 5 años». Mencionó que Argentina significa un 3% del comercio mundial de vinos y un 5% o 6% de la producción, y que el vino argentino está muy bien posicionado en el mundo. «Hoy estamos con dólar más competitivo, el país necesita de divisas genuinas y la vitivinicultura está en condiciones de hacerlo», aseguró. José «Catuco» Molina, presidente de la Asociación Productores Vitícolas, indicó que «si en el 2012 logramos vender 992 millones de vino fraccionado de exportación, hoy con el aumento de reintegros un 100% y posibilidad de acuerdos logísticos, es posible». Recordó que aquel año se exportaron también 220 mil toneladas de mosto y 70 millones de uva de mesa, y agregó que el plazo dependerá del equilibrio que haya entre las variables macro y como impacten en los costos. Ángel Leotta, al frente de la Cámara Vitivinícola de San Juan sostuvo que el sector «está a un paso» de llegar a los mil millones de dólares, dijo que las medidas implementadas por la Nación ayudan y también favorece el contexto internacional, aunque no arriesgó a mencionar un plazo. «Esto es lo que hace mucho tiempo venía promoviendo y solicitando la Coviar, articular políticas públicas privadas para favorecer exportaciones y evitar que los volúmenes no vayan a pesar como sobrestock en el mercado interno», dijo el ex titular de la entidad. Agregó que «el empujón nacional permitirá viabilizar más las ventas para las pymes exportadoras que son las que más les cuesta insertarse en el mercado internacional con sus productos». En la producción primaria las opiniones están divididas. Juan José Ramos, de la Asociación de Viñateros Independientes dijo que también lo ve «muy posible», gracias a que se han aumentado los reintegros a las exportaciones, y pronto, a lo sumo para la próxima temporada. Pidió eso sí, un mecanismo de traslado de los beneficios a los productores porque de lo contrario vaticinó que habrá mercados pero no habrá producción. En cambio Eduardo Garcés, presidente de la Federación de Viñateros, se mostró más escéptico y frente a las condiciones económicas del país, ve «difícil» que se pueda cumplir ese objetivo.
EL PLAN NACIONAL
Fundamento
El Plan 1000 es el resultado del trabajo realizado por el Ministerio de Desarrollo Productivo a partir de propuestas y necesidades presentadas por el sector. Incluye entre sus medidas la coordinación de acciones a través de una Mesa de trabajo vitivinícola.
Los créditos
Cuenta con la implementación de líneas de financiamiento destinadas a proyectos de inversión y exportación. Entre estas últimas ya se encuentra en marcha la línea de Inversión Productiva con el BICE que tiene un cupo de 15% para Pymes vitivinícolas.
Más reintegros
El sector fue beneficiado con un esquema de nuevos porcentajes de reintegros a las exportaciones para posiciones arancelarias de vinos y mostos, que tendrá impacto en 690 empresas exportadoras con una inversión pública extra de más de $200 millones.
Fuente: Diario de Cuyo