viernes 14 de diciembre de 2018
En el G-20 ya cambio el liderazgo económico

En el G-20 ya cambio el liderazgo económico

Las negociaciones que, en el ámbito del G-20 tendrán lugar en los próximos días en Buenos Aires, son cruciales para enfrentar graves problemas globales, como la amenaza del cambio climático y las nuevas guerras comerciales entre las naciones, baste decir que sus naciones miembros generan nada menos que el 75 % de las emisiones mundiales de CO2, siendo gravitante el hecho que casi la mitad de las emisiones totales correspondan a China y Estados Unidos. El G-20 es un agrupamiento de gran importancia en la economía global, baste decir que el PBI de los países miembros es el 80 % del PBI mundial, Pero no todos los miembros del G-20 tienen la misma participación en la actual economía globalizada, ya que apenas seis representan nada menos que 2/3 del PBI mundial (China, Estados Unidos, Unión Europea, India, Japón y Rusia).

La agenda del G-20 está complicada por el hecho que Trump ha decidido enfrentar a China en la arena internacional, aduciendo la existencia de grandes desequilibrios en el comercio bilateral entre ambos países. Las autoridades comerciales de los Estados Unidos están resucitando viejas y obsoletas practicas proteccionistas, creyendo infundadamente que con estas medidas se podrá corregir el gran desequilibrio existente en el comercio entre los Estados Unidos y China. Para entender la naturaleza de las relaciones no solo comerciales, sino también en términos de flujos de inversiones de estas dos naciones conviene hacer un poco de historia, ya que los cambios en el mapa económico mundial han sido importantes y no pueden ser ignorados a la hora de evaluar la naturaleza y alcances del conflicto desatado por Trump. La realidad económica mundial ha cambiado mucho desde 1980 a hoy. En estos años, durante los cuales tomo fuerza la globalización económica y financiera, cambio drásticamente la balanza internacional del poderío económico de las naciones lideres. Las cifras de Estados Unidos y China son claras y bien diferentes, y nos dicen lo siguiente:

En 1980 el PBI de los Estados Unidos era 9,5 veces mas grande que el de China, pero hoy el PBI de China es ya el mas grande del mundo y es 24 % mayor al PBI de los Estados Unidos.

Hace 15 años las exportaciones de bienes y servicios de Estados Unidos eran el doble que las chinas, ahora las de China son 3 % mayores. El avance de la competitividad internacional china fue mucho mas acelerado que la de Estados Unidos. La balanza comercial china es positiva y la de Estados Unidos negativa. La cuenta corriente china tiene superávit (0,7 % del PBI), mientras la de Estados Unidos es negativa (2,5 %),

El nivel de ahorro en proporción al PBI es en China más del doble que en los Estados Unidos. Por eso el avance económico chino es mucho más veloz que el norteamericano, una consecuencia lógica de un hecho elemental y decisivo, vinculado al proceso de acumulación de capital financiado esencialmente por el ahorro interno.

Esta distancia entre China líder y Estados Unidos, aumentara en los próximos años, por la simple razón que China invierte anualmente mucho mas que los Estados Unidos El nivel de inversión en proporción al PBI es en China más del doble que en los Estados Unidos (44 % versus 21 %). Mientras en China el ahorro es mayor a la inversión, ocurre lo contrario en Estados Unidos

Trump puede agudizar el conflicto comercial con China, impulsado por los influyentes sectores industriales proteccionistas, debilitando así los progresos realizados en las últimas décadas al diseñarse instituciones como la Organización Mundial de Comercio. Si ahora hay una escalada proteccionista, consistente con la visión primitiva de Trump del comercio mundial, habrán muchos más perdedores que ganadores. Lo que esta haciendo Trump no ayudará a nadie, ni a los Estados Unidos, ya que no podrá evitar que año a año China sea “más grande”, por la simple razón que invierte y ahorra mucho más.

El cambio de liderazgo no es nuevo en la historia económica mundial, en el siglo XVI los Países Bajos desplazaron a China, a fines del XVIII los ingleses tomaron el liderazgo mundial con su Revolución Industrial, después de la Guerra de Secesión en la segunda mitad del siglo XIX los norteamericanos desplazaron a los ingleses, y ahora todo vuelve al punto inicial, caracterizado nuevamente por el liderazgo chino.

Todos los datos indican que año a año se irá afianzando este liderazgo chino, cuyo PBI seguirá creciendo a un ritmo más acelerado que el de los Estados Unidos. El PBI chino es hoy 24% mayor al de los Estados Unidos, pero según las proyecciones presentadas por el FMI en la última reunión anual (Octubre del 2018), con las tasas de crecimiento anual previstas en el futuro para China , el doble que las de Estados Unidos, dentro de 5 años la economía china será nada menos que un 50 % más grande que la de Estados Unidos.

El mapa económico de esta época regresa así a la matriz del siglo XIV. Este es un dato que no puede ser ignorado en nuestro país ni en el G-20 y que estará presente en las deliberaciones que tendrán lugar en los próximos días en Buenos Aires.

Fuente: Ámbito