lunes 19 de agosto de 2019
El Mercosur y la Unión Europea terminan hoy ronda sin avances

El Mercosur y la Unión Europea terminan hoy ronda sin avances

En Buenos Aires, no se destrabó la negociación interbloques

En línea con las muy bajas expectativas que encerraba, el Mercosur y la Unión Europea (UE) protagonizarán hasta hoy una nueva ronda de negociaciones en Buenos Aires, que ya dejó un saldo negativo sin avances importantes, y la amenaza de que se interrumpan pronto las conversaciones.

Fuentes gubernamentales argentinas, brasileñas y paraguayas coincidieron, ante diversas consultas de BAE Negocios, que la postura de la UE es intransigente en casi todos los capítulos. «Como era imaginable, vamos a otra ronda técnica», afirmó de manera tajante uno de los consultados.

De esta forma, la semana se cierra con un resultado muy diferente al que pensó el canciller Jorge Faurie, quien el pasado martes no dudó en afirmar que se avanzaba «positivamente». «Todos vamos a tener que ceder un poquito para permitir el acuerdo, pero creo que esta semana de trabajo técnico está avanzando positivamente», había expresado Faurie, después de la presentación de la ciudad de Santa Fe como sede de la Cumbre del Mercosur, que se celebrará en julio.

Otra de las frases contundentes que se escucharon en el Palacio San Martín fue: «Están pesimistas y herméticos», en alusión a los técnicos de ambos bloques. La ronda, anticipada por este medio, no contuvo una definición sobre ofertas agrícolas, al igual que con temas marítimos y compras públicas. Esta semana se aguardaba resolver temas pendientes como subvenciones, propiedad intelectual, por ejemplo, pero los avances no llegaron porque la UE ya vive tiempos de renovación parlamentaria (habrá comicios en mayo).

Mientras la UE envió a la jefa negociadora Sandra Gallina, para el comisario de Agricultura, Phil Hogan, «los países del Mercosur han cambiado su posición sobre temas previamente acordados». Desde Cancillería respondieron: «Hogan no quiso y no quiere el acuerdo, porque ningún agricultor europeo lo quiere».

En consonancia, nada menos que la canciller alemana, Angela Merkel, dijo que el nuevo gobierno brasileño del presidente Jair Bolsonaro «haría más difícil llegar a un acuerdo en las largas conversaciones con el Mercosur». Por si fuera poco, con las elecciones parlamentarias europeas en mayo, vendrá un recambio de tinte proteccionista que terminará por hundir las negociaciones.

Fuente: BAE