sábado 20 de abril de 2019
El Mercosur se debate entre un futuro VIP o RIP.

El Mercosur se debate entre un futuro VIP o RIP.

En el futuro del Mercosur se divisan dos siglas: VIP y RIP.

A 28 años de su nacimiento, el bloque integrado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela (suspendido) debate su supervivencia. Y en medio de la incertidumbre algo queda en claro: o se somete a una reforma profunda, o desaparece.

Al menos ese es el pensamiento de representantes de diferentes sectores del ámbito privado que en las últimas semanas decidieron asumir el tema como una cruzada propia.

Entre el jueves 21 y el viernes 22 de marzo hubo señales, declaraciones y reuniones públicas y privadas, en Buenos Aires y San Pablo, para analizar la cuestión.
En Argentina, el escenario fue la Conferencia de Comercio Internacional (CI19) de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC).

Por el pragmatismo y la acción
En el panel “Mercosur: nuevo escenario político-económico regional”, representantes de las cámaras de Comercio de Brasil, Uruguay, Paraguay, Bolivia (en proceso de adhesión) y Chile (Estado asociado) hablaron sobre la necesidad de dotar de mayor pragmatismo y acción al bloque.

Se propuso mirar la economía disociada de la política, hubo coincidencia respecto de la necesidad de hacerlo más global (en referencia a la firma de acuerdos con otros países o bloques), se habló de la “diplomacia empresaria” y con tono de autocrítica se dijo que “la tarea está más del lado de los privados que de los gobiernos”.

Un día después, en Brasil, el punto de encuentro fue la poderosa Federación de Industrias de Estado de San Pablo (Fiesp).

Casi un ministerio paralelo
En la entidad, que formalmente representa a 130 organizaciones empresariales (más de 130.000 firmas), pero que muchos coinciden en definir como una suerte de Ministerio de la Producción extraoficial por su peso, Paulo Skaf (dueño de casa), recibió al presidente de la Cámara de Importadores de la Argentina (CIRA), Rubén García.

El presidente de la Fiesp primero, y el encargado de Relaciones Internacionales de la organización, Thomaz Zanotto, luego, se entrevistaron durante cinco horas con García y otros delegados de la CIRA.

Los argentinos querían compartir un detallado análisis que un grupo de especialistas de nuestro país hizo para el Observatorio CIRA.

El prólogo del trabajo titulado “Mercosur: diagnóstico y propuestas para su modernización” explica que el objetivo es describir el estado de situación del bloque mostrando un conjunto de hechos estilizados, y enumerar un conjunto de propuestas que pueden impulsar su mejor funcionamiento y la modernización del proceso de integración.
Derribar mitos
La tarea, realizada por Marcelo Elizondo, Guillermo Feldman y Rosario Campos, muestra que, pese a todo, Brasil sigue siendo el principal socio comercial para la Argentina, y que ambos países ocupan el 2° y 3 ° puesto en el podio de las economías más cerradas del mundo.

Al ser consultado por Trade News sobre el porqué de la movida, García fue contundente: “Es hora de que el sector privado deje de suplicar al Estado que haga algo porque es necesario modificar el Mercosur. Es tiempo de exigir que se fije una agenda de trabajo con las necesidades reales de los que producimos”.

El presidente de la CIRA cree que es imperioso poner en marcha nuevas estrategias que permitan generar más comercio y más trabajo.

“¿Sabés qué? Soy egoísta: quiero ser yo el que vea cómo mejoran las cosas en el país y en la región. Estoy harto de escuchar eso de que algún día, a lo mejor, lo verán nuestros nietos. Es cuestión de que representantes de diferentes actividades del sector privado nos juntemos y con una buena masa crítica diseñemos algo que sirva y que podamos presentar a los funcionarios para que ejecuten lo que haga falta”, dijo.

Abrir el juego para sumar masa crítica
Con ese objetivo en mente, la CIRA convocará en los próximos días a las organizaciones que quieran sumarse para encarar un trabajo en dos tiempos: primero, alcanzar un consenso interno sobre las cuestiones prioritarias. Luego, llevar la propuesta a un encuentro en Brasil, adonde también se invitaría a los otros países que integran el bloque.

¡Ah! Y respecto de las siglas que aparecen en el horizonte del Mercosur, se trata de opciones bien diferentes:

RIP A la abreviatura de la expresión en latín Requiescat in pace -traducida al castellano como “Descansa en paz”- se la puede ver en las lápidas de las tumbas. No es necesario ampliar lo que significaría si es esa la sigla que aparece en el futuro del bloque.
VIP El acrónimo hace referencia a alguien o algo muy importante (del inglés, Very Important Person). Pero en este caso también podría tener doble lectura.
Están quienes consideran que si se da un tratamiento VIP al Mercosur (en cuanto a la atención prioritaria de su reforma y adecuación a las necesidades actuales), el futuro del bloque y por lo tanto de los países que lo conforman, sería promisorio.

Pero no faltan los que, apelando al humor ácido, alertan sobre la posibilidad de que el Mercosur se transforme en un VIP negativo en donde el sentido cambiaría de modo rotundo: “Very Important Problem”.

Más allá de las bromas, y en medio de un creciente clima de incertidumbre mundial que incluye ajuste de cifras a la baja para el crecimiento del comercio global según admite la propia OMC, el hecho de que finalmente se aborde la problemática del Mercosur desde el hacer más que el decir (o desde la realidad más que desde el escritorio) aporta cierta luz de esperanza.

Fuente: TradeNews