sábado 15 de diciembre de 2018
El Mercosur se acerca a China mientras mira de reojo la elección presidencial en Brasil

El Mercosur se acerca a China mientras mira de reojo la elección presidencial en Brasil

Aunque observa atentamente lo que ocurrirá el próximo 28 de octubre en Brasil, cuando se desarrolle el balotaje entre los candidatos Jair Bolsonaro y Fernando Haddad, el Mercosur mantendrá una importante cumbre con China entre el 23 y 24 de octubre, en Montevideo, para empezar a discutir algún tipo de acuerdo económico, aunque está descartado que sea un Tratado de Libre Comercio (TLC).

Fuentes del bloque sudamericano señalaron a BAE Negocios que los vicecancilleres del Mercosur recibirán a su par de China, Qin Gang, quien viajará -con la orden del presidente chino Xi Jinping- de avanzar en un entendimiento comercial. Sin embargo, como el encuentro será a cuatro días de la definición electoral en Brasil, cualquier avance quedará obviamente condicionado al resultado en el mayor socio comercial de la Argentina, más aún si el electo presidente es Bolsonaro.

“No hay ningún acuerdo de libre comercio en vista con China. Habrá un diálogo inicial para ver si existe consenso en cuanto a posibilidades de cooperación económica”, agregaron desde el Mercosur. Bajo un fuerte hermetismo, no se conoce con profundidad el contenido de las conversaciones futuras, aunque se sabe que Uruguay es el principal impulsor de un acuerdo amplio con China y estuvo intentando traccionar adhesiones entre los miembros del bloque.

“Estamos en una instancia en la cual se hace una puesta a punto del relacionamiento, de las principales tendencias en materia política, económica y comercial, de intercambio de información, de opiniones y sensaciones también”, sostuvo el diplomático uruguayo, Ariel Bergamino, cuyo país ocupa la presidencia pro témpore del bloque sudamericano. Aseguró que “por distintas razones vinculadas a los socios del Mercosur” ese mecanismo se “había desactivado en el 2005; hubo un intento por reactivarlo en el 2012 y no tuvo resultados”.

Aunque observa atentamente lo que ocurrirá el próximo 28 de octubre en Brasil, cuando se desarrolle el balotaje entre los candidatos Jair Bolsonaro y Fernando Haddad, el Mercosur mantendrá una importante cumbre con China entre el 23 y 24 de octubre, en Montevideo, para empezar a discutir algún tipo de acuerdo económico, aunque está descartado que sea un Tratado de Libre Comercio (TLC).

Fuentes del bloque sudamericano señalaron a BAE Negocios que los vicecancilleres del Mercosur recibirán a su par de China, Qin Gang, quien viajará -con la orden del presidente chino Xi Jinping- de avanzar en un entendimiento comercial. Sin embargo, como el encuentro será a cuatro días de la definición electoral en Brasil, cualquier avance quedará obviamente condicionado al resultado en el mayor socio comercial de la Argentina, más aún si el electo presidente es Bolsonaro.

“No hay ningún acuerdo de libre comercio en vista con China. Habrá un diálogo inicial para ver si existe consenso en cuanto a posibilidades de cooperación económica”, agregaron desde el Mercosur. Bajo un fuerte hermetismo, no se conoce con profundidad el contenido de las conversaciones futuras, aunque se sabe que Uruguay es el principal impulsor de un acuerdo amplio con China y estuvo intentando traccionar adhesiones entre los miembros del bloque.

“Estamos en una instancia en la cual se hace una puesta a punto del relacionamiento, de las principales tendencias en materia política, económica y comercial, de intercambio de información, de opiniones y sensaciones también”, sostuvo el diplomático uruguayo, Ariel Bergamino, cuyo país ocupa la presidencia pro témpore del bloque sudamericano. Aseguró que “por distintas razones vinculadas a los socios del Mercosur” ese mecanismo se “había desactivado en el 2005; hubo un intento por reactivarlo en el 2012 y no tuvo resultados”.

“Ahora logramos un acuerdo a nivel de los socios del Mercosur y con la contraparte china para realizar dicha reunión aquí en Montevideo”, informó Bergamino. El número dos de la cancillería subrayó que “a diferencia de las anteriores ediciones del diálogo Mercosur- China, que se realizaba a nivel de jefes negociadores y encargados del Mercosur, esta reunión será a nivel de vicecancilleres”. Esa representación “da cuenta de la trascendencia que se le asigna a esta reunión”, sentenció.

Uruguay, incluso, envió fuertes señales de que querer firmar un TLC con China en forma unilateral, pero encontró oposición política en el seno del Mercosur. Las expectativas uruguayas en lograr acuerdos comerciales con China son altas. Todo el gabinete ministerial del presidente Tabaré Vázquez está trabajando para que en 2018 se cierren negocios concretos entre ambos países.

Por otro lado, el canciller de Paraguay, Luis Castiglioni, expresó en los últimos días a la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, su intención de avanzar en las negociaciones para cerrar un acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea (UE). Castiglioni y Malmström se reunieron en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, donde sus respectivas delegaciones participaron en la Asamblea General de la ONU. El encuentro entre el canciller y la comisaria giró en torno a las negociaciones entre los dos bloques y ambos coincidieron en mantener el diálogo. Sin embargo, la elección en Brasil y la posición intransigente de varias naciones europeas, como Francia, Polonia e Irlanda, ya condenaron un eventual acuerdo con la UE para el 2019.

 

Fuente: Cánara de Comercio Exterior de Rosario