lunes 29 de noviembre de 2021
El Gobierno anunció que se eliminan las retenciones a las exportaciones de servicios

El Gobierno anunció que se eliminan las retenciones a las exportaciones de servicios

Entrará en vigencia a partir del 1 de enero de 2022. De esta manera, las actividades basadas en la Economía del Conocimiento, en especial el software, la producción audiovisual, robótica y otras dejarán de tributar el 5% en concepto de derechos de exportación.

Luego de tres años de vigencia, las exportaciones de servicios dejarán de pagar retenciones, una medida largamente reclamada por las empresas que desarrollan sus actividad en la Economía del Conocimiento.

Así lo anunció esta tarde el ministro de Economía, Martín Guzmán, durante un encuentro con empresarios del sector en el Palacio de Hacienda, del que también participaron el titular de la cartera de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, el secretario de Política Tributaria, Roberto Arias, y la subsecretaria de Economía del Conocimiento, María Apólito.

La medida entrará en vigencia a partir de 2022, y de esta manera se reduce a cero el derecho de exportación vigente del 5%.

En la práctica, durante 2021 las empresas adheridas al Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento no pagan derechos de exportación, pero a partir de 2022 se ampliará ese beneficio a todas las empresas. Según fuentes del sector entre el 26 de marzo de 2021 y el 23 de septiembre de 2021 605 empresas solicitaron su inscripción al régimen pero otras 1500 firmas en fase de inscripción.

Desde el Gobierno destacan que las retenciones a los servicios fueron aplicados por primera vez a fines de 2018 -entró en vigor el 1° de enero de 2019- durante la gestión de Mauricio Macri, aplicando $ 4 por dólar, lo que con la cotización de entonces equivalía a un 12%.

Al mantenerse fijo el valor en pesos por dólar y conforme la moneda se devaluaba, a lo largo del año, durante 2019 la alícuota efectiva de la retención fue oscilando entre 11% y 7%.

La sanción de la ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en diciembre de ese año, ya con el nuevo gobierno en funciones, determinó una baja gradual de las retenciones a las exportaciones de mayor valor agregado, «con el objetivo de cuidar la sostenibilidad fiscal, promover el empleo y el dinamismo productivo con un sentido federal».

En ese contexto, las retenciones se fijaron en 5% y a fines de 2020, el decreto 1034/2020, reglamentario de la Ley de Economía del Conocimiento, determinó que a partir de 2021 aquellas empresas adheridas al Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento no pagarían derechos de exportación.

Con la nueva disposición, a partir del 1 de enero de 2022, tanto inscriptos como no inscriptos en el Régimen dejarán de pagar derechos de exportación.

MIRADA CRÍTICA

«Aplicar derechos de exportación a los servicios fue una política errada consecuencia de una mirada exclusivamente fiscalista sobre los derechos de exportación durante el período 2015-2019, cuando se resolvió aplicar alícuotas a todos los bienes y servicios (independientemente del nivel de valor agregado) y con poca diferenciación entre bienes primarios, industriales, servicios, etc», aseguraron desde el Ministerio de Economía.

Para el Gobierno la eliminación de las retenciones a las ventas externas de servicios persigue el objetivo de «fomentar la creación de empleo de calidad, generar divisas y corregir la medida aplicada a partir de 2018, que perjudicaba al sector».

Considerando que éste es el segundo complejo exportador del país, sólo superado por el oleaginoso-cerealero, la medida apunta a fortalecer a una actividad generadora de divisas y en la que Argentina se destaca a nivel regional. En 2020 el sector exportó por u$s 5700 millones, pero con posibilidades de crecimiento.

El ministro Guzmán señaló que eliminar estas retenciones beneficiará a la producción de servicios intensivos en conocimiento y destacó que se trata de «una medida correcta desde el punto de vista de construir una estructura económica más dinámica».

Por su parte, Matías Kulfas enfatizó: «Apostamos a que este sector duplique sus exportaciones, duplique la cantidad de gente trabajando, apuntando a fortalecer la oferta de chicos y chicas que trabajen en el sector, con capacitación».

Para el Ministerio de Desarrollo Productivo, el sector ofrece una oportunidad para reducir los desequilibrios regionales, es una fuente de generación de valor y de puestos de trabajo.

Fuente: El Cronista