jueves 19 de julio de 2018
ECONOMÍA GLOBAL CRECERÁ CASI 4% EN 2018-2019, DICE EL FMI

ECONOMÍA GLOBAL CRECERÁ CASI 4% EN 2018-2019, DICE EL FMI

En 2017, el PIB global creció 3,7% y, en 2018 y 2019, crecería casi 4%. Sin embargo, el FMI advirtió que es “una recuperación cíclica” y que, para mantener su vigor, se precisan más reformas

Costó, pero llegó: la economía global empieza a recuperar el brillo previo a la crisis subprime de 2008-2009. Según el nuevo WEO del Fondo Monetario Internacional (FMI), luego del crecimiento de 3,7% en 2017, la economía global se acelerará en el margen a 3,9% en 2018-2019. Y, además, con todas las regiones empujando, aunque no a la misma velocidad, claro. Y sin grandes riesgos a corto plazo. Visibles, cuanto menos.

“El repunte cíclico que comenzó a mediados de 2016 sigue cobrando impulso. Unas 120 economías, que generan tres cuartas partes del PIB mundial, registraron un repunte del crecimiento, en términos interanuales, en 2017”, dijo el FMI en un comunicado. “Se trata del aumento del crecimiento mundial más sincronizado desde 2010”, agregó.

“Entre las economías avanzadas, el crecimiento del tercer trimestre de 2017 fue más fuerte de lo proyectado en el otoño, sobre todo en Alemania, Corea, Estados Unidos y Japón. Algunas de las principales economías de mercados emergentes y en desarrollo, como Brasil, China y Sudáfrica, también registraron en ese trimestre un crecimiento superior al previsto en el otoño”, agregó el organismo con sede en Washington. Además, las estadísticas de alta frecuencia como los indicadores de confianza de los mercados apuntan a la continuidad de ese marcado ímpetu durante el cuarto trimestre.

A su vez, “el comercio internacional aumentó con fuerza en los últimos meses, respaldado por un repunte de la inversión, sobre todo entre las economías avanzadas, y una mayor producción manufacturera en Asia de cara al lanzamiento de nuevos modelos de teléfonos inteligentes”. Asimismo, “los índices de gerentes de compras indican que la actividad manufacturera será intensa, lo cual concuerda con la firme confianza de los consumidores que apunta a una vigorosa demanda final”.

“Al mismo tiempo, si bien el crecimiento es mayor, es principalmente cíclico. En ausencia de reformas, las fuerzas fundamentales que nos tenían preocupados por la ‘nueva mediocre’ y el potencial de crecimiento futuro, se mantendrán en su lugar. También hay una gran incertidumbre en el próximo año. El largo período de bajas tasas de interés ha llevado a una acumulación de vulnerabilidades del sector financiero potencialmente serias. Estamos viendo un aumento preocupante de la deuda en muchos países y debemos estar atentos”, dijo Christine Lagarde, ayer, antes de que tomaran las palabras los técnicos del FMI. “El momento de reparar el techo es cuando brilla el sol”, agregó la francesa.

“Las economías avanzadas, emergentes y en desarrollo tienen dos objetivos de política en común”, dice el FMI.

 

  • Primero, la necesidad de incrementar el crecimiento del producto potencial —a través de reformas estructurales que estimulen la productividad y, en el caso de las economías avanzadas con poblaciones envejeciendo, que incrementen las tasas de participación laboral—, asegurándose que los beneficios del crecimiento estén ampliamente distribuidos.

 

  • Segundo, el imperativo de reforzar la resiliencia, entre otras cosas mediante una regulación financiera proactiva y, en los casos en que sea necesario, el saneamiento de los balances y el fortalecimiento de los márgenes fiscales de protección. Es particularmente importante actuar en un entorno caracterizado por tasas de interés bajas y volatilidad escasa y donde existe la posibilidad de ajustes perturbadores de las carteras y vuelcos de flujos de capitales. La actual reactivación cíclica ofrece una oportunidad ideal para reformas estructurales y de la gobernanza.

 

Fuente:El Economista