martes 23 de octubre de 2018
¿Dujovne tenía razón?: sin fijar un impuesto, gastos por turismo en el exterior tocan el peor registro en 40 meses

¿Dujovne tenía razón?: sin fijar un impuesto, gastos por turismo en el exterior tocan el peor registro en 40 meses

El funcionario había amenazado con renunciar si se fijaban trabas a los gastos de argentinos fuera del país. Sin embargo, la devaluación hizo su parte

na realidad: tras el salto del dólar que se inició en mayo y que se terminó potenciando en junio, los argentinos están viajando menos y usando menos sus tarjetas de crédito en el exterior.

Así, se puso fin a un ciclo que llevó a que el déficit por turismo internacional superara los u$s10.600 millones en 2017.

Una prueba contundente de este cambio de tendencia está en las propias estadísticas del Banco Central: según el informe de balance cambiario de la entidad, en junio el uso de los plásticos fuera del país y los giros realizados por las agencias de viajes y aerolíneas totalizaron unos u$s731 millones.

Esto implicó una fuerte caída del 29% respecto de los u$s1.034 millones que se habían registrado en igual mes de 2017.

No sólo eso: además, los u$s731 millones de junio representan la cifra más baja desde marzo de 2015, es decir, en 40 meses.

Así las cosas, el salto de la divisa -que acumuló un avance del 50% en lo que va del año- está mostrando ser lo suficientemente marcado como para desalentar el turismo emisivo.

Y, de alguna manera, viene a respaldar la postura que asumió el propio ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien se mostró completamente en contra de imponer algún tipo de restricción a los gastos de argentinos fuera del país para frenar la sangría.

Sucede que la obsesión oficial por achicar la abultada salida de dólares y el holgado déficit de cuenta corriente -que viene de tocar la friolera de u$s31.300 millones- dividió las aguas en el Gobierno.

Te puede interesarArgentina, ahora con “súper dólar”: ¿podrá bajar el déficit por turismo, pasajes y compras con tarjeta?
Hace unas semanas, el macrismo fue testigo de cómo se generó una grieta en el seno propio del equipo de Gobierno y que separó al ministro Dujovne de su par de Transporte, Guillermo Dietrich, y hasta del propio jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Sucede que, luego de que Dujovne negara fehacientemente ante inversores extranjeros la posibilidad de que se establezcan restricciones al turismo y a las compras con tarjeta en moneda extranjera, Dietrich y Peña lo contradijeron, poniendo en duda que la decisión estuviese definitivamente tomada.

Esto empujó al mismo Dujovne a amenazar con renunciar. En los pasillos del Ministerio había inquietud porque estaban en contra de imponer medidas de cierto corte kirchnerista, justo cuando los funcionarios venían de negociar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.
Sigue el déficit
Un dato clave es que a pesar de la devaluación, el ingreso de dólares por turismo receptivo no sólo no subió sino que cayó: en junio entraron apenas u$s143 millones por este concepto, un 11% menos respecto de los u$s161 millones de igual mes del año pasado.

Hacia adelante, se prevé un achicamiento del déficit, pero el problema es que se parte de un rojo muy abultado, sin dudas, una mala noticia para el Gobierno, que busca achicarlo:

-En los seis primeros meses del año, la salida de argentinos provocó una “fuga” de u$s6.602 millones, marcando así un nivel prácticamente similar al del primer semestre de 2017 (u$s6.619 millones).

-Como contrapartida, la entrada de visitantes extranjeros dejó u$s1.058 millones, apenas 4,5% más que entre enero y mayo de 2017.

-Esto terminó generando un déficit de u$s5.554 millones para el período enero-junio, una cifra muy similar al récord de u$s5.607 millones de igual período del año pasado.

Es decir, se parte de una base muy elevada, que más que duplica, por ejemplo, los niveles de 2014.

Por ahora, las fichas están puestas en el turismo receptivo. La clave, como coinciden en señalar analistas y empresarios, es evitar que la inflación empañe una temporada que en los papeles se presenta positiva.

Fuente: IProfesional