miércoles 19 de junio de 2019
Cumbre del Mercosur: en medio de las críticas de Brasil, Macri pidió «apostar” por el bloque y apuntó contra Venezuela

Cumbre del Mercosur: en medio de las críticas de Brasil, Macri pidió «apostar” por el bloque y apuntó contra Venezuela

En un mensaje a Brasil, que pone en duda el rol de este espacio comercial, el presidente argentino pidió repensar su rol y «modernizarlo»
l presidente Mauricio Macri llamó este martes a «apostar por el Mercosur» durante la reunión plenaria de la 53° Cumbre de mandatarios de los países miembros del bloque, y reclamó «la restitución de la democracia en Venezuela».

En su discurso en la apertura de ese foro, Macri instó a «trabajar para la liberación de los presos políticos, el respeto de los derechos humanos y la restitución de la democracia en Venezuela», en una nueva crítica al gobierno de Nicolás Maduro.

Tras señalar que la región enfrenta “una crisis humanitaria”, reclamó aunar esfuerzos inmediatos para resguardar “los derechos de millones de venezolanos que escapan del hambre, la violencia, la falta de oportunidades y de la dura represión de su propio gobierno”.

En ese contexto, subrayó que el régimen de Maduro “llevó a cabo un proceso electoral fraudulento, destruyendo la democracia bajo banderas populistas que tanto daño le han hecho a nuestra región”.

En otro tramo de su discurso el Presidente realizó una defensa del Mercosur, y dejó sentados algunos de los ejes que guiarán este semestre, bajo la presidencia pro tempore de la Argentina.

“En este momento desafiante del mundo, de cambios veloces, debemos ver una oportunidad para repensarnos como bloque de cara al futuro”, sostuvo.

“Tengo la convicción que a través del diálogo vamos a poder afrontar los principales desafíos regionales y globales”, dijo el jefe de Estado en su discurso, luego de que le diera la palabra su par de Uruguay Tabaré Vázquez, que hoy deja la presidencia pro tempore en manos del argentino.

El Presidente insistió en “el compromiso absoluto de Argentina con el Mercosur”, convocó a “redoblar los esfuerzos para una agenda externa” y evaluó que “en estos años avanzamos como nunca en el acuerdo con la Unión Europea”.

“Realmente –puntualizó- estamos más cerca de lo que estuvimos nunca antes, pero no es el único, tenemos varias negociaciones en curso, con bloques y con países, y tenemos múltiples opciones para proyectar nuestra inserción internacional y el Mercosur es la plataforma que elegimos para salir juntos al mundo”.

En ese plano, expresó que “por eso, una vez más los invito a dejar atrás cualquier improductivo debate existencial y focalizar todos nuestros esfuerzos en modernizarlo para que sirva mejor a los tiempos en que vivimos”.

Al respecto, Macri analizó que “queda mucho trabajo por delante y tenemos que continuar avanzando sobre las cuestiones concretas de nuestra integración de manera franca y sin vacilaciones para alcanzar resultados que beneficien a la gente”.

De esa forma, evaluó, habrá capacidad para “adaptarse a los cambios regionales y globales”.

Macri consideró que «reflejo de esto son los avances en la convergencia con la Alianza del Pacífico, que nos van a permitir construir una región productiva con costas sobre dos océanos y ser uno de los polos de crecimiento más dinámicos del mundo”, poniendo como ejemplo ese proceso emprendido por el bloque regional.

Macri participó del encuentro junto a los mandatarios de los demás países miembros, Mario Abdo Benítez, de Paraguay; Tabaré Vázquez, de Uruguay, y Michel Temer, de Brasil, además de Evo Morales, de Bolivia, Estado asociado al bloque regional.

Los Estados Partes del Mercosur emitieron un comunicado conjunto sobre la situación en Nicaragua en el que manifiestaro su preocupación por el agravamiento de la situación que viene deteriorándose hace ya ocho meses en el país centroamericano.

En particular reiteraron «enfáticamente su condena a los hechos de violencia que han provocado la pérdida de numerosas vidas» y rechazaron «la represión generalizada y sistemática contra ciudadanos y extranjeros, especialmente las desapariciones forzadas y las detenciones arbitrarias perpetradas contra la población civil, incluidos los defensores de derechos humanos».

En ese marco, «hacen un llamado al Gobierno de Nicaragua para que permita trabajar libremente a los mecanismos nacionales, regionales e internacionales de protección y promoción de los derechos humanos, incluyendo la investigación de todos los hechos de violencia ocurridos desde el inicio de las manifestaciones populares el 18 de abril pasado».

A su vez, instaron a que se desarticulen «las organizaciones paramilitares, restableciendo plenamente las garantías civiles y políticas en el país y asegurando la libertad de expresión del pueblo nicaragüense y su derecho a manifestarse libremente».

Fuente: Iprofesional