lunes 22 de julio de 2019
Crece la cooperativa yerbatera que exporta té a Estados Unidos.

Crece la cooperativa yerbatera que exporta té a Estados Unidos.

La cooperativa misionera «Dos de Mayo» ya cuenta con tres secaderos. Uno con capacidad de 7 mil toneladas de hoja de té y los otros dos que procesan yerba con destino principal para Colonia Liebig.

Un comunicado del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social señala que la Cooperativa yerbatera “Dos de Mayo”, de la Provincia de Misiones, cuenta con un secadero que procesa más de 7 millones de kilogramos de hojas de té. Además, la organización tiene dos secaderos de yerba, que un 80% se entrega a la Cooperativa de Colonia Liebig, en Corrientes.

“Dos de Mayo nace en el año 1994 e integra la producción de té y yerba mate de sus 125 socios y de más de 300 pequeños productores de la región” explicaron desde INAES. Además señalaron que la cooperativa “realizó un trabajo de fortalecimiento productivo con el objetivo de ampliar la capacidad de su secadero de hoja verde para poder satisfacer el aumento en la demanda de té para exportación”

“El principal comprador que tenemos es Estados Unidos, al que se exporta el té tipificado en distintas calidades, de acuerdo al pedido. Son para el consumo de “tés solubles”, allá el comprador envasa y distribuye” explicó Hector Dingler, presidente de la cooperativa.

2018 fue el año con mayor consumo de yerba mate en la historia, tanto en el mercado interno cómo en la exportación. El crecimiento del sector impulsó las inversiones de la cooperativa que busca acaparar más mercados.

“Estamos en una buena zafra de té; venimos de años anteriores con problemas con los ácaros y se cosechó menos. Esta primera cosecha está mejor, esperamos que sea un gran año para los tealeros, el tipo de cambio favorece para la exportación” comentó Dingler, al tiempo que agregó “se produce un té de muy buena calidad, el mercado de Europa es el que mejor paga, pero son exigentes ya que tienen una baja tolerancia a un alcaloide presente a veces en algunas partidas de té, y esto comprometió las ventas a este destino”.

Sin embargo, Dingler considera que se pueden recuperar las ventas al mercado europeo trabajando en los cultivos y mejorando la calidad del producto.

Fuente: InfoCampo