jueves 20 de septiembre de 2018
China suspende compras de petróleo a EEUU

China suspende compras de petróleo a EEUU

El conflicto comercial entre Estados Unidos y China involucra cada vez más sectores de la economía y mayor cantidad de bienes. Beijing incorpora ahora el petróleo y suspende sus compras de crudo estadounidense

En medio de la reimplantación de sanciones contra Irán y ante la creciente tensión mundial, China acaba de anunciar a través de Sinopec, una de sus mayores compañías petroleras, que suspende hasta fin de año la importación desde Estados Unidos, de 300.000 barriles por mes

Según informó la agencia Reuters, otras compañías chinas de petróleo y gas también se han unido al rechazo de la compra del crudo de EEUU. Se trata de una decisión centralizada tomada por Beijing, ante las negociaciones comerciales que se encuentran en un punto muerto y con nuevas amenazas constantes por parte de Donald Trump.

Las reposición de las sanciones de Washington contra Teherán relativas al petróleo empezarán a entrar en vigor en noviembre de este año. La agencia Bloomberg informó que China va a mantener las compras de petróleo de Irán, pese a las presiones que EEUU está ejerciendo para forzar a los chinos a que reduzcan sus importaciones del crudo de ese país.

En ocasión de las anteriores sanciones contra Irán, China tampoco dejó de comprar el petróleo iraní y solo acordó no aumentar sus importaciones. En esta oportunidad, todo indica que incrementará sus importaciones desde Irán poniendo en marcha su operatoria de futuros en yuanes que estableció el pasado mes de marzo.

La semana pasada, el jefe de asesores de la Casa Blanca, Larry Kudlow, advirtió que China no debe subestimar la firmeza del presidente de EEUU, Donald Trump, en la batalla comercial entre las dos mayores economías del mundo. La advertencia se dio tras las amenazas de Beijing de imponer aranceles de represalia de 60.000 millones de dólares para productos de Estados Unidos.

A fin de romper cualquier posible apoyo de Europa a la decisión de China de seguir negociando con Irán, los senadores del Partido Republicano de EEUU, en una actitud  de “hegemonismo cerril” se atrevieron a advertir a Alemania, Francia y el Reino Unido de evitar cualquier movimiento para eludir las sanciones contra Irán, mediante una carta amenazante.

El contenido de la misiva que se conoció el pasado domingo muestra la torpeza de quienes dirigen hoy los destinos de EEUU.

Los senadores republicanos manifiestan a tres de sus aliados históricos: “Escribimos para instarle a que cumpla con todas las sanciones estadounidenses, pero también para enfatizar que lo consideraríamos particularmente problemático si intentara evadir o socavar los estatutos estadounidenses”, dice el mensaje (..) los embargos antiraníes no solo provienen de un decreto determinado por la Administración de Donald Trump, sino que muchos de estos se originan en leyes federales aprobadas en el Congreso de EEUU”.

Tras ese tono amenazante de quienes no comprenden que el orden mundial ha cambiado, que EEUU representa menos del 20 % del PBI mundial y que los hegemonismos son cosa del pasado, agregan que “estas sanciones están consideradas dentro de la política estadounidense de largo plazo” y recalcan que cualquier intento por parte de los países europeos de evasión, provocará acciones relevantes de Washington.

El senador republicano Lindsey Graham no dudó en urgir a la UE a dejar de hacer negocios con Teherán, seguir los pasos de Washington y presionar a la República Islámica de Irán, hasta lograr el “cambio” de sistema en el país persa (la vieja escuela de derrocar gobiernos) o determinar si se quedan con Teherán en este asunto.

Fuente: MarcoTrade