viernes 24 de noviembre de 2017
“Broteverdismo” pese a todo: en el Gobierno creen que subirán ventas por efecto de paritarias y aguinaldo

“Broteverdismo” pese a todo: en el Gobierno creen que subirán ventas por efecto de paritarias y aguinaldo

Según las estimaciones de Hacienda, la mejora en el salario real trepará al 6% este mes y se volcaran a la economía unos $50.000 M. En el equipo de Dujovne ya detectan señales de reactivación del consumo en algunos sectores y pronostican que en el último trimestre se afirmará el cambio de tendencia.

a metido de lleno en la campaña electoral, Mauricio Macri es determinante: “La economía va a llegar a su mejor momento para las elecciones de octubre. Para octubre“, repite, subrayando el mes. Como para que no quede ninguna duda de que no se ha equivocado, y que el panorama para las PASO luce diferente.

El jefe de Estado viene repitiendo en casi todos los actos públicos en los que se presenta como si él fuera el candidato que “todas las noches me voy a dormir pensando en toda la gente que la viene pasando mal hace muchos años, y todavía no percibe que el cambio le llegó”.

Macri tiene la convicción de que el Producto Bruto crecerá por lo menos 3%este año, pero que existe una visible heterogeneidad en esa estadística. Que, en efecto, a los sectores más postergados de la sociedad, todavía no les llegó la pretendida mejora.

En el Palacio de Hacienda tienen detalles de lo que está ocurriendo con la economía.

Es viernes, atardece sobre la ciudad de Buenos Aires, y el solazo que se despide por el horizonte y se refleja por los amplios ventanales del Ministerio parece cambiar el ánimo del funcionario del equipo económico. “Fue una semana dura”, reconoce. No tanto por la estadística -que puede dar cuenta de mejores y peores sectores de la economía- sino porque la situación económica se ha metido de lleno en la campaña electoral. Y, sin resultados contundentes a la vista.

La expectativa, para el equipo de Nicolás Dujovne, es que la actividad mejorará con el correr de las próximas semanas. Eso mismo fue lo que el ministro le transmitió al jefe de Estado.

La clave de ese optimismo tiene una razón de peso. Y un número. Refiere a los efectos de las sucesivas negociaciones paritarias que se fueron cerrando antes de la llegada del invierno. Y cuyos pagos se empezaron a hacer efectivos este mes, y en algunos casos con retroactividad.

De acuerdo a las estimaciones de Hacienda, la mejora en el salario real trepará al 6% este mes. Significa que se volcarán a la economía unos $50.000 millones. Dujovne aspira a que gran parte de ese dinero vaya al consumo o sirva como base para calificar para un crédito de corto o mediano plazo (refacción de la vivienda o la adquisición de un vehículo).

Ese es un monto para no desestimar: en Hacienda estiman que el aguinaldo terminará de volcar $22.000 a $25.000 millones en las próximas semanas.

“Vamos a vivir un veranito en pleno invierno”, se entusiasma el funcionario que dialoga con iProfesional, un hombre clave en el equipo económico.

“El tercer trimestre será el mejor momento económico del año, el timingjusto para llegar más tranquilos a las elecciones legislativas”, se entusiasma la fuente, que pide mantenerse en el anonimato.

Es el mismo argumento que deja trascender el propio Macri a los empresarios que lo visitaron los últimos días.

En una estimación “a mano alzada” de lo que está sucediendo con el consumo, el funcionario confía que “ya se está notando una mejora sensible en las ventas de electrodomésticos” gracias a que los principales retailers achicaron sus márgenes de ganancias y dieron prioridad a conseguir buenos volúmenes de ventas.

Esas grandes cadenas, como Frávega y Garbarino, tienen una estructura de sucursales que les demandan altos costos y prefieren colocar sus stocks con menor margen antes que tener los locales vacíos.

Por otra parte, hay tecnología -como la de los televisores y de las computadoras- que no pueden dejar envejecer demasiado. “Desde el sector nos cuentan que hay un rebrote muy fuerte de las ventas”, consigna el funcionario en su diálogo con iProfesional.

Otro sector que viene levantando con la mejora del poder adquisitivo es el turismo. Lo mismo que en los segmentos medios de restaurantes, que venían hacia abajo.

“Y ni hablar de los bienes durables, que confirman en esta parte del año sus números positivos: se venden más autos y más motos, también gracias a la competencia por los precios y el mejor financiamiento”.

Para el funcionario, que trabaja codo a codo con Dujovne, el salto en el nivel de importaciones en los bienes de consumo también evidencia un reverdecer de la actividad económica.

“Alguien los compra: no son productos que quedan en stocks. Admito que existe un debate sobre si deberíamos dejarlos entrar en medio de la debilidad del consumo, pero la verdad está ahí para ser analizada. Los productos importados se venden porque compiten con buenos precios”.

El mismo funcionario comenta que la ascendente actividad del comercio digital es otro de los “brotes verdes” a tener en cuenta. Aunque, al mismo tiempo, admite que su inserción en el comercio total es marginal: no llegaría a superar el 2% del global.

El economista Dante Sica, director de la consultora ABECEB, comparte algo del diagnóstico oficial. “Veremos una dinámica mejor de la economía y del consumo hacia el último trimestre, justo para las elecciones. Eso sí, sigo creyendo que esa mejora seguirá siendo heterogénea”, avisa, ante la consulta.

“Por ahora hay que acostumbrarse: esta economía es como la primavera: calienta pero no quema“, completa.

Ahora bien: esta pretendida mejora del consumo dado el mayor poder adquisitivo de los salarios, por los menos de aquellos que están en blanco, ¿podría abortarse ante un rebrote inflacionario por culpa del salto del tipo de cambio?

Responde Sica: “Es verdad que, a diferencia de otros países, la Argentina tiene un pass through elevado. Algo va a impactar en los precios. Pero tengamos en cuenta una cosa: los consumidores no van a convalidar precios mucho más altos de los que ya estamos viendo. Aunque la cotización del dólar haya subido algunos peldaños”.

Fuente: IProfesional