sábado 22 de septiembre de 2018
Brasil quiere hacer de China un socio comercial más robusto en el sector servicios

Brasil quiere hacer de China un socio comercial más robusto en el sector servicios

El gobierno de Brasil busca en la mayor feria de servicios de China consolidar su posición como proveedor en sectores como hotelería, turismo, construcción, servicios jurídicos, y consultoría de negocios, entre otros. 

Las autoridades brasileñas están aprovechando la V Feria Internacional de China para el Comercio de Servicios (CIFTIS), que se desarrolla en Beijing del 28 de mayo al 1 de junio y de la cual el país sudamericano es invitado de honor, para consolidar su posición como proveedor de servicios, el mayor segmento en el mundo. 

China sigue siendo el mayor socio en el intercambio comercial de bienes de Brasil, posición que ocupa desde hace casi diez años. Sin embargo, en el sector servicios se ubica en el décimo lugar para las importaciones y en el vigésimo para las exportaciones.  

En ese sentido, el gobierno brasileño apunta al sector servicios, “una frontera aún incipiente de nuestra cooperación económica y para la que identificamos, mutuamente, gran espacio de actuación conjunta”, aseguró el titular del Ministerio de Industria, Comercio Exterior y Servicios (MDIC), Marcos Jorge. 

“En esta feria estamos trayendo los principales servicios que podemos ofrecer a los chinos como turismo, arquitectura, ingeniería, fútbol, entre otros”, explicó Jorge y señaló que también buscan llevar servicios de China a Brasil, como el de parques temáticos. 

En 2017, los intercambios en bienes entre ambos países superaron los 74.000 millones de dólares, lo que representó un incremento del 27,9% en comparación a 2016. Este año, las exportaciones brasileñas al país asiático crecieron 10,5%, según el MDIC. 

Las importaciones, por su parte, sumaron 27.300 millones de dólares en 2017, lo que representó un crecimiento del 17% con respecto al año anterior. “En 2018, también se observa tendencia de crecimiento”, destacó el funcionario brasileño. 

Respecto a los servicios, las exportaciones de Brasil a China totalizaron 238 millones de dólares en 2017, mientras que las importaciones de servicios chinos llegaron a 745 millones de dólares. 

“Nosotros sabemos que el sector de servicios es esencial para agregar valor e innovación a los demás segmentos de la economía, desde la industria al sector agropecuario, incluyendo emprendimientos de todos los tamaños: del micro emprendedor individual a las grandes transaccionales”, dijo Jorge. 

Para el ministro, la participación brasileña en la feria, con una delegación aproximada de 90 personas, entre empresarios y representantes de los gobiernos estatales y municipales, es una oportunidad para aprovechar proyectos estratégicos en áreas relacionadas con la economía digital, el comercio electrónico, el turismo y la infraestructura, entre otros. 

Según el MDIC, la estrategia que pondrá en práctica el gobierno brasileño en el encuentro será la de presentar oportunidades de inversiones, organizar rondas de negocios y promover la imagen del país como destino turístico. Durante los cinco días, habrá reuniones con potenciales inversores y socios de negocios donde las empresas presentarán sus proyectos. 

Misión Asia 

La agenda del ministro en China es la segunda etapa de una misión oficial que comenzó con el lanzamiento de las negociaciones para un acuerdo comercial entre los países del Mercosur y Corea del Sur. 

“Las negociaciones con Corea, aunque tengan sensibilidades de ambas partes, se llevarán a cabo de forma segura. Estoy seguro de que ambos lados tendrán la flexibilidad suficiente para llegar a un buen resultado”, afirmó el titular del MDIC. 

La medida forma parte de la estrategia del gobierno brasileño de ampliar las relaciones comerciales internacionales. Según el ministro, el gobierno apuesta en la agenda de negociaciones para impulsar la inserción de Brasil, junto con el Mercosur, en la red internacional de acuerdos comerciales. Actualmente, el bloque comercial negocia acuerdos con Canadá, la Unión Europea y los países de la AELC. 

Fuente: MarcoTrade