sábado 22 de septiembre de 2018
Brasil crecerá menos de 2% en 2018 y complica a Argentina

Brasil crecerá menos de 2% en 2018 y complica a Argentina

Los analistas del mercado financiero prevén que Brasil crecerá por debajo de 2 por ciento en 2018 y redujeron de esa manera su proyección tanto para este año como para el próximo, según un sondeo divulgado ayer por el Banco Central de Brasil. El freno al crecimiento del vecino país pone en alerta a los economistas y empresarios, ya que por cada punto que crece el PBI de Brasil, la Argentina un 1 por ciento.

En este contexto, los economistas de un centenar de bancos e instituciones financieras consultados semanalmente por el Banco Central redujeron su previsión para el crecimiento de Brasil este año desde el 2,18 por ciento esperado hace una semana hasta el 1,94 por ciento proyectado en el sondeo publicado ayer. Fue la sexta vez consecutiva en que los analistas revisaron hacia abajo su proyección para el producto bruto de la mayor economía sudamericana este año.

La nueva previsión, además, se ubica casi 0,6 puntos porcentuales por debajo de la que tenían los economistas hace un mes, cuando esperaban que Brasil creciera 2,51 por ciento este año, informó la agencia EFE.

La reformulación a la baja se extendió a las previsiones para 2019 ya que, tras 18 semanas sin ninguna variación, los analistas redujeron su proyección para el crecimiento de Brasil el próximo año, desde 3 hasta 2,8 por ciento.

El nuevo pronóstico para este año se ubica muy por debajo de la prevista por el Gobierno el mes pasado, de 2,5 por ciento, y que ya había sido revisada a la baja frente al 3 por ciento esperado inicialmente.

Las previsiones indican que la economía seguirá recuperándose lentamente de la profunda recesión que sufrió Brasil en 2015 y 2016, cuando el PBI se retrajo 3,5% en ambos años.

La economía se recuperó ligeramente en 2017, cuando creció 1 por ciento, pero su ritmo de expansión aún no es sustentable.

Problemas para Argentina

Lo cierto es que la caída de la economía brasileña complica las previsiones oficiales para este año, ya que en enero en los mercados- y en muchos despachos gubernamentales- se especulaba con un crecimiento cercano al 3% del socio del Mercosur.

Pero las noticias no han sido buenas de los dos lados de la frontera: en mayo, las exportaciones a Brasil ceden 12,7% interanual (afectadas por la huelga de camioneros), mientras que las importaciones de ese origen también cayeron 19,3%. El saldo comercial bilateral es negativo por u$s 446 millones.

Fuente: BAE