domingo 18 de febrero de 2018
Automotrices salen al mercado en busca de $3.000 millones para apalancar el boom de ventas de 0Km en cuotas

Automotrices salen al mercado en busca de $3.000 millones para apalancar el boom de ventas de 0Km en cuotas

Cuatro de las principales terminales del país se preparan para emitir Obligaciones Nogociables por hasta 3.000 millones de pesos. El destino será fomentar los préstamos, planes de ahorro y leasing. El financiamiento explica el 50% de las operaciones que se concretan en la Argentina.

Producir un 10% más de autos que el año pasado para llegar a cerca de los 530.000 autos 0Km y vender cerca de un millón de unidades son los obetivos de “máxima” que las terminales aspiran a concretar este año.

Buscarán mantener el buen nivel de ventas y de fabricación que dejó el 2017 utilizando las mismas herramientas que hasta ahora vienen impulsando la reactivación de la industria automotriz local.

 Es decir, las promocionesdescuentos y en especial, la financiación, tanto para la compra de un modelo recién salido de fábrica como para los usados.

Esta variable es decisiva: el crédito es hoy el motor de las ventas de las automotrices y las concesionarias, dado que el 50% de las operaciones se cierra a través de alguno de los formatos de financiación disponibles.

Esto es, planes de ahorro, prendas o leasing. Así las cosas, uno de cada dos autos que se patenta en el país se adquiere vía créditos otorgados por los bancos, por los planes de ahorro de las concesionarias o a través de alguna línea directa de las propias automotrices.

A la caza de fondos
Para poder sostener esta herramienta de venta durante el 2018, varias automotrices ya salieron a buscar fondos en los mercados de capitales.

El objetivo es aplicar el dinero que recauden al otorgamiento de líneas financieras para los clientes.

Las cuatro que picaron en punta en enero en la búsqueda de dinero fresco son General Motors, PSA Peugeot, Renault y Toyota.

Estas terminales se lanzaron a emitir Obligaciones Negocia0bles (ON) por un monto global de $3.000 millones que destinarán a financiar la venta de sus modelos.

En todos los casos, serán las compañías financieras de cada una de ellas las que lanzarán varias series de estos títulos, tanto en el mercado local como en los internacionales. Es decir, GPAT Compañía Financiera, PSA Finance Compañía Financiera Argentina; Romobo Compañía Financiera y Toyota Compañía Financiera de Argentina.

 Los papeles serán ofrecidos a inversores, que prestan efectivo a cambio de una tasa de interés y se convierten en acreedores de la empresa.

A diferencia de las acciones, las ON son instrumentos de renta fija, ya que tienen un cronograma de pagos predefinido y, a cada fecha de vencimiento, la firma cumple sus compromisos.

En el último año, la emisión de este tipo de títulos se multiplicó como herramienta de búsqueda de fondos a tal punto que solamente en noviembre de 2017 el monto superó los $20.000 millones, entre las colocaciones pertenecientes al sector público y al privado.

De acuerdo con un informe elaborado por First Capital Group, ese avance representó un 250% más en relación a las colocaciones de ON realizadas en octubre.

Incluso para este año se espera un boom de emisiones de ON que superaría los $40.000 millones y que sería liderado por empresas de los sectores energético, inmobiliario, bancario y también por las  automotrices.

Con las ON emitidas, las financieras de las automotrices originan prendasque utilizan como herramienta comercial para vender vehículos.

En paralelo, las compañías generan otro negocio, ya que prestan a tasas más caras de lo que pagan por obtener los fondos en los mercados de capitales.

Sin embargo, este dato no parece frenar el ímpetu de la demanda por autosque se evidenció el año pasado y que promete mantenerse este año, en un sector que desde hace tiempo es  considerado como uno de los famosos “brotes verdes” del modelo económico del gobierno de Cambiemos.

De hecho, el 2017 se convirtió en el segundo mejor año de la historia, de la mano de más de 900.000 vehículos comercializados, lo que representó un alza del 27% respecto de 2016.

En busca de plata fresca
La que picó en punta a fines de diciembre del año pasado fue GPAT, la financiera de Chevrolet.

Su directorio aprobó emitir ON por $500 millones bajo el paraguas de un programa global por $3.000 millones.

El objetivo es similar al resto de las automotrices: buscar fondos para incrementar las ventas en cuota que le permitieron a la filial local de la terminal estadounidense alcanzar el segundo puesto en ventas en 2017.

Con poco más de 122.900 unidades comercializadas, solamente fue superada por Volkswagen, que lideró el podio al vender 144.500 autos en 12 meses.

Sin embargo, en este caso, los títulos todavía no tienen autorización de los organismos regulatorios locales, con lo cual es probable que su lanzamiento se demore para el segundo semestre del año.

En el caso de Rombo, la financiera de Renault Argentina, espera obtener en los mercados de capitales hasta $1.000 millones con la emisión también de dos series de Obligaciones Negociables por entre $200 mllones $500 millones cada una.

La automotriz se ubicó tercera en el ranking de ventas durante el año pasado, con 115.000 unidades comercializadas en todo el país. Ahora busca seguir ganando market share con el uso del crédito como herramienta frente a la fuerte demanda que se prevé para este año.

Las ON serán emitidas por Rombo Compañía Financiera en el marco de un programa global por hasta $3.000 millones que fue aprobado por su directorio y por los organismos regulatorios oficiales en mayo del año pasado.

El agente organizador será el BBVA Banco Francés y, además de esta entidad, los colocadores serán los bancos Santander Río y Patagonia. Las ON tienen, como las de Peugeot, calificación Aa1.ar de Moody´s Latina America.

En cuanto al plan de Toyota para incrementar sus ventas en base al otorgamiento de más créditos, buscará ofrecer ON por hasta $500 millones, con un mínimo de $300 millones.

Se trata de una serie de títulos que forma parte de su programa global por hasta $2.500 millones que en los próximos años lanzará a través de su sociedad creditica, Toyota Compañía Financiera de Argentina.

En 2017, la filial local del grupo japonés finalizó sexta en el ranking total de ventas con casi 90.200 unidades, detrás de Fiat, que ocupó el quinto puesto con 94.357 vehículos vendidos.

El lanzamiento de los títulos de Toyota fue resuelta por el directorio de la sociedad en noviembre del año pasado y tienen calificación Aaa.ar por parte de Moody´s Latin America.

Los agentes colocadores también serán el Galicia y el BBVA Francés y todo lo recaudado será destinado al otorgamiento de préstamos prendarios y leasing para la compra de autos en el país.

Por su parte, la empresa crediticia de PSA Peugeot saldrá a colocar dos series de ON, cada una de ellas por una franja que arranca en los $200 millones y se puede ampliar hasta los $500 millones.

Es decir, un piso de $400 millones y máximo de $1.000 millones que dependerá del humor de los inversores a la hora de analizar la viabilidad de comprar este tipo de títulos de la filial local del grupo francés PSA.

Peugeot patentó 72.391 unidades de sus modelos el año pasado y se posicionó como la séptima automotriz en el ranking de ventas de autos0Km.

En el caso de las ON, serán las series 25 y 26, similares en montos mínimos y máximos a ser emitidos.

Tendrán tasa fija con vencimiento a los 12 meses desde la fecha de emisión y forman parte de un programa global de emisión de ON por hasta $3.000 millones, aprobado por el directorio de la automotriz y por la Comisión Nacional de Valores (CNV) en abril del año pasado.

Los títulos tienen calificación Aa1.ar de Moody´s Latin America y los agentes organizadores serán el BBVA Banco Francés y el Banco Galicia.

Fuente:IProfesional