sábado 18 de septiembre de 2021
Australia y Brasil, luces amarillas para el trigo: las exportaciones son las más bajas en cinco años.

Australia y Brasil, luces amarillas para el trigo: las exportaciones son las más bajas en cinco años.

Australia y Brasil, luces amarillas para el trigo: las exportaciones son las más bajas en cinco años.
En los primeros seis meses del ciclo 2020/21 se exportaron 6,9 millones de toneladas, un 33,7% por debajo de la campaña pasada, según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario.
La Bolsa de Comercio de Rosario afirmó que las exportaciones de trigo están avanzando al paso más lento de las últimas cinco campañas.
En base a datos oficiales, la entidad rosarina calculó que en los primeros seis meses del ciclo 2020/21 se enviaron al exterior 6,9 millones de toneladas del cereal, el volumen más bajo desde la temporada 2015/16 cuando fueron 5,7 millones.
En comparación con el récord de 10,4 millones que se acumulaba para este mismo período de la campaña 2019/20, significa una caída del 33,7 por ciento.
Esto, pese a que ya están comprometidas para enviar el exterior un total de 9,8 millones de toneladas de las 10 millones proyectadas a exportar en la actual campaña.
“El total de toneladas exportadas hasta el mes de junio representa el 69 por ciento del total de exportaciones proyectadas para el corriente ciclo. Esto se encuentra por debajo de lo alcanzado en los últimos tres ciclos comerciales”, advirtió la BCR.
FACTORES
De acuerdo con la visión de la entidad rosarina, el primer aspecto que impacta en estos menores volúmenes embarcados es que la cosecha triguera fue menor a la de años anteriores, fundamentalmente por la fuerte sequía que azotó a Córdoba, y eso se trasladó por lógica a la proyección de exportaciones.
Sin embargo, hay dos factores de índole comercial que también inciden:
Australia. El primero, son los menores embarques hacia el sudeste asiático. En los seis primeros meses de la campaña 2019/20, los despachos hacia esa región del globo totalizaban 4,4 millones de toneladas, mientras que el acumulado actual es de apenas 930 mil.
Este cambio se relaciona con la recuperación de la producción australiana de trigo, que marcó un récord tras dos campañas en que se había visto muy reducida por sendas sequías.
Por distancia geográfica, logística y de precios, a los países del sudeste asiático les conviene comprarle al país oceánico y por eso volvieron a recurrir a su proveedor tradicional, en detrimento del origen argentino.
Brasil. El segundo de los factores responde a un retroceso en las compras de trigo por parte del país vecino, que hasta ahora lleva importadas tres millones de toneladas, cuando a igual fecha del año anterior, el volumen alcanzaba las 3,6 millones.
“Pero además, la preponderancia de las importaciones de trigo argentino sobre el total importado por Brasil se ha visto disminuida. De las tres millones importadas en el período actual, 2,5 millones son de Argentina, un 85 por ciento del total. En el ciclo previo, de las 3,6 millones, Argentina representaba el 92 por ciento (3,4 millones)”, explicó la Bolsa.
Es también la incidencia más baja de las últimas cinco campañas. De todas maneras, Argentina se mantiene como el proveedor indiscutido de trigo para Brasil.
Fuente: La Voz