lunes 29 de noviembre de 2021
Argentina, uno de los países con más barreras para importar: en qué puesto se encuentra

Argentina, uno de los países con más barreras para importar: en qué puesto se encuentra

Según el World Tariff Profiles, informe que elaboran la Organización Mundial de Comercio y la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, la Argentina ocupa el puesto 15 entre los países que más trabas imponen para el ingreso de productos.

Estas trabas se aplican a través del cobro de derechos o aranceles de importación, lo que genera quejas diarias de los importadores.

Las estadísticas se realizan entre 135 países y la Argentina ocupa el puesto 15 con tarifas arancelarias que están por las nubes.

Brasil no tiene nada que envidiarle en este sentido a la Argentina: quedó en el número 16 con un 13,3% de arancel promedio.

Este índice revive nuevamente la discusión entre los fundadores del bloque regional como Brasil, Paraguay y Uruguay con la Argentina sobre el rumbo que debería adoptar el Mercosur.

Los países limítrofes quieren bajar todos los aranceles externos comunes un 10%. En tanto, la Argentina apunta a sólo el 75% de las posiciones arancelarias, sin afectar las barreras proteccionistas.

Comercio exterior: hubo irregularidades por u$s300 millones.

La directora General de Aduanas, Silvia Traverso, afirmó que en el primer semestre del año se detectaron unas 2.500 maniobras abusivas, mediante subfacturación de exportaciones y sobrefacturación de importaciones, por más de u$s300 millones, que terminaron con denuncias judiciales o multas.

Según Traverso, en la Aduana se avanzó «con el restablecimiento de valores de referencia y valores criterio, herramientas fundamentales para identificar maniobras abusivas en el comercio exterior. Son prácticas que no sólo erosionan los ingresos fiscales, sino que además suman tensiones sobre el mercado cambiario«.

En qué productos hubo maniobras abusivas

Las maniobras que se mencionan fueron detectadas en operaciones de comercio exterior de productos como porotos de soja, vehículos de alta gama, carne bovina, calamares, corvinas, edulcorantes y hasta caballos, entre otros. Son casos que terminaron con denuncias judiciales realizadas por la Aduana o con multas que deben pagar las empresas involucradas para regularizar su situación.

«Restablecimos valores referenciales en distintos sectores como la exportación de carne vacuna y la carne de cerdo. No se tratan de medidas aisladas, sino que forman parte del abordaje integral de nuestro gobierno a problemáticas que afectan a la industria, el empleo y los precios. También se fijaron en los últimos meses valores de referencia para las exportaciones de distintos productos primarios como cueros y pieles, calamares, tomates peritas, mosto concentrado, ajo, arándanos, leche en polvo, cebolla, papa, pasas de uva y corvina. Estas prácticas resienten los ingresos tributarios y afectan al ingreso de divisas», explicó la funcionaria.

Competitividad y contrabando

Traverso explicó que se trabaja de manera coordinada entre distintas áreas del gobierno para mejorar la competitividad del comercio exterior. «En el 93% de las operaciones de comercio internacional, la mercadería sale de la Aduana el mismo día o al día siguiente de la presentación por parte del operador. En el último año recibimos asistencia de la Organización Mundial de Aduanas, para bajar los tiempos de desaduanamiento siguiendo pautas del Acuerdo de Facilitación del Comercio (AFC), utilizando los instrumentos y herramientas existentes de la OMA», detalló.

«Llevamos a cabo operativos conjuntos con muy buenos resultados. Mejoramos la fiscalización y las herramientas con las que contamos. Días atrás desde la AFIP pusimos en marcha la carta de porte electrónica, un documento obligatorio para el transporte de granos dentro del país. Se trata de un un desarrollo conjunto con los ministerios de Seguridad, Transporte y Agricultura que se traduce en una mejora en la fiscalización», explicó.

Y agregó: «En narcotráfico, desde el comienzo de la gestión hubo un crecimiento en la cantidad de procedimientos y también de kilos incautados de estupefacientes. Aún con la pandemia en curso, los procedimientos crecieron en 2020 en más de 5% frente a 2019, en línea con la cantidad de estupefacientes incautados».

 

Fuente: IProfesional