jueves 23 de mayo de 2019
Argentina sostiene el superávit comercial con Brasil, paso clave para equilibrar el frente externo.

Argentina sostiene el superávit comercial con Brasil, paso clave para equilibrar el frente externo.

Argentina obtuvo en febrero un saldo favorable de su comercio con Brasil por tercer mes consecutivo. El dato es auspicioso, debido a que un intercambio de bienes equilibrado con socio del Mercosur es fundamental para defender este año el superávit comercial global perdido en 2016.

En este sentido, el saldo comercial con Brasil arrojó un superávit de USD 36 millones en el segundo mes del año. Aunque fue magro, el resultado fue relevante si se toma en cuenta que en febrero de 2018 Argentina había enfrentado un déficit comercial de USD 721 millones con el país vecino.

El Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil detalló que el comercio bilateral entre Argentina y Brasil totalizó USD 1.758 millones el mes pasado, un 20,8% inferior al valor registrado el año anterior, por le determinante recorte de 41,5% de las importaciones argentinas desde Brasil (USD 861 millones), que no pudo compensarse con las mayores compras brasileñas de productos argentinos (USD 897 millones, un 19,6% más).

Según describió un reporte de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), «el aumento de las exportaciones de Argentina hacia Brasil correspondió a trigo en granos, vehículos de carga y naftas mientras que la baja en las importaciones argentinas se explicó principalmente por vehículos de carga, vehículos de pasajeros y tractores».

Vale recordar que según datos de CAMBRAS (Cámara de Comercio Argentino-Brasileña), un 46% de las ventas brasileñas a la Argentina son integradas por «vehículos automóviles, tractores, otros, sus partes y accesorios», a la vez que dicho ítem significa el 44% de las ventas argentinas a Brasil.

Un estudio de Ecolatina puntualizó que las ventas al país vecino «se vieron impulsadas por una economía brasileña que paulatinamente acelera su recuperación», cuando las previsiones de crecimiento del PBI brasileño rondan el 2% para el primer trimestre de 2019.

En ese aspecto, la CAC destacó que «la principal economía sudamericana viene mostrando un buen desempeño dado que, en el tercer trimestre del 2018, el PBI se expandió a una tasa del 1,3% interanual, traccionado principalmente por el avance de las importaciones y la inversión, que crecieron 13,5% y 7,8%, respectivamente».

A ello se sumó que el tipo de cambio «a pesar del retraso que mostró en enero y gran parte de febrero, aún se mantiene en una zona competitiva» para la Argentina, subrayó Ecolatina. «En este sentido, la participación argentina en las importaciones del país vecino treparon a 7,1%, frente a 5,2% en febrero de 2018», agregó.

TIPO DE CAMBIO BILATERAL ARGENTINA-BRASIL

En el último semestre, el tipo de cambio real bilateral entre la Argentina y Brasil registró un extraordinario crecimiento de 43% para nuestro país, debido a que ante la abrupta devaluación del peso argentino en dicho período, el real brasileño se encareció desde los $7,32 el 30 de julio de 2018 a los $10,52 el 1° de marzo de 2019.

El trigo se mantiene como un producto que hace punta en la inserción comercial en Brasil, con la contribución de una cosecha récord, aunque también hubo una contribución relevante de la cebada, vehículos de carga, combustibles y aluminio.

Abeceb.com destaca que «las exportaciones se vieron impulsadas por los productos agrícolas, y algunas manufacturas de origen industrial (MOI). Entre los productos agrícolas apuntalaron las ventas de trigo en grano, cebada en grano, malta, leche, porotos en granos».

Así como el superávit con el principal socio comercial de la Argentina es incipiente y exhibió en febrero una desaceleración, su sustento principal es el desplome de las importaciones argentinas desde ese destino.

Abeceb.com apuntó que «nuevamente las principales partidas que se vieron afectadas en las importaciones fueron productos relacionados al sector automotriz, los automóviles de pasajeros, vehículos de carga, tractores, maquinarias, aparatos para uso agrícolas y semi manufacturados de hierro».

CLAVE PARA EL SUPERÁVIT COMERCIAL

Así como Brasil es el principal exportador de productos hacia la Argentina, y principal comprador global de bienes argentinos, un intercambio comercial equilibrado con el socio del Mercosur es fundamental para que nuestro país pueda recuperar el superávit en las cuentas externas.

Las cifras lo confirman. En 2018 el déficit comercial con Brasil cayó un 52%, a USD 3.901 millones. En el mismo período el déficit comercial de la Argentina con todos los destinos, incluido Brasil, alcanzó los USD 3.820 millones, con una reducción de 54,9 por ciento. Es decir que Brasil explicó en la práctica la totalidad del déficit, así como la disminución del mismo en la comparación interanual.

En 2017 la Argentina tuvo un déficit comercial récord de USD 8.471 millones por sus intercambios con el mundo. Aquel año, el rojo comercial con Brasil fue USD 8.674 millones, monto que explicó el resultado total.

Ecolatina proyecta para 2019 un marginal déficit comercial con Brasil por USD 150 millones, producto de exportaciones argentinas por USD 12.200 millones (+11% interanual) e importaciones desde Brasil por 12.350 millones (-17% interanual).

En febrero, Argentina se posicionó en tercer lugar entre los mayores proveedores de Brasil, por debajo de China (USD 2.668 millones) y Estados Unidos (USD 2.078 millones). Asimismo, respecto a los principales compradores de Brasil, Argentina se ubicó tercero también, detrás de China (USD 4.553 millones) y Estados Unidos (USD 2.157 millones).

Fuente: BAE