martes 23 de octubre de 2018
Argentina: Cuatro grandes sectores empiezan a impulsar la recuperación y retrocede la pobreza

Argentina: Cuatro grandes sectores empiezan a impulsar la recuperación y retrocede la pobreza

Autos, energía, construcción y agro están poniendo en marcha la economía del país e impulsando otros sectores de su industria. Los signos de recuperación hacen retroceder los índices de pobreza.

La economía argentina parece consolidar un proceso de crecimiento. En 2018, según un informe de  Abeceb, una consultora liderada por Dante Sica, ex secretario de Industria, Comercio y Minería del país, la industria continuará creciendo de manera más amplia con un fuerte protagonismo de aquellas ramas que proveen de insumos a las líderes.

Para la consultora, las industrias metálicas básicas, de minerales no metálicos y metalmecánica serán los principales energizantes de la actividad, abasteciendo a los sectores automotriz, construcción, energía y agro.

Las perspectivas de la industria argentina para 2018 son favorables aunque la recuperación es diversa, con sectores que se consolidan y rubros que mantienen sus dificultades como el tabaco (-7%), papel y cartón (-2%).

La industria automotriz, según Abeceb, crecerá 12,5% y podría “alcanzar el millón de unidades”. Hay  incremento de la demanda con récord de patentamientos de autos nuevos y un sólido financiamiento (en 2017, el 50% de las ventas fueron financiadas) a lo que se suma  la recuperación de la demanda de Brasil, la apertura de nuevos mercados y nuevas inversiones en el sector.

La construcción, por su parte, crecerá 9,1% y, aunque el agro está impactado negativamente por la sequía, seguirá demandando insumos del entramado productivo. Como derivación de estas dinámicas, rubros como metálicas básicas, minerales no metálicos y metalmecánica se espera que crezcan por mayores demandas de insumos, previéndose tasas de 5,6%, 3,8% y 3,2%, respectivamente.

Las metálicas básicas registraron un aumento del 9,2% en 2017 por mayor demanda de la construcción; la producción de acero laminado en frío para la industria automotriz; los requerimientos para armado de estructuras para molinos de viento en el marco de proyectos energéticos, y la demanda de aceros para maquinaria agrícola, aunque en menor medida. Y seguirán creciendo aunque con números más moderados.

La metalmecánica, que en 2017 tuvo un incremento del 8,5%, continuará su expansión el ritmo del 3,2% en 2018, impulsada la demanda de la construcción; la fabricación de tractores y cosechadoras; los insumos para cocinas; lavarropas, heladeras y freezers, los insumos para las energías renovables (proyectos eólicos) y para la actividad petrolera.

Los minerales no metálicos en 2018 continuarán con una mejora del 3,8% (en 2017, crecieron 6,2%), de la mano de la demanda de cemento, vidrio, ladrillos, placas de yeso y cerámicos para atender los crecientes requerimientos de la construcción.

También se prevé un crecimiento del 1,9% en caucho y plásticos por la misma demanda de la construcción y de la industria automotriz, que utilizan productos de estos sectores.

La recuperación de la economía argentina ha permitido sacar de la pobreza durante el 2017 a 2,7 millones de argentinos, según anunció esta semana el presidente de ese país, Mauricio Macri, quien prometió que durante el siguiente año, espera sacar de la pobreza a 1 millón más.

Macri subrayó que “Argentina ha emprendido un camino inédito en décadas: gobernar a partir de la verdad, trabajando en equipo, tratando de poner el Estado al servicio de la gente y no más al servicio de los políticos, de los sindicalistas, ni de jueces que están arreglados con los políticos (…) Queremos trasparencia y que nos digan la verdad. Hemos logrando lo que no se había alcanzado en años como bajar los impuestos, el déficit, el gasto y la inflación, pero la Argentina necesita crecer 20 años seguidos para que no haya más pobres”.

El gobierno argentino recibió el país, tras 12 años de kirchnerismo, con un 32% de pobres que se redujo, según el organismo de estadísticas y censos, al 25,7% actual. Simultáneamente casi 600.000 personas salieron de la indigencia, que es hoy del 4,8%.

Fuente:MarcoTrade