martes 2 de marzo de 2021
Aranceles del Mercosur: la Argentina acepta baja mínima pero consultará a industriales

Aranceles del Mercosur: la Argentina acepta baja mínima pero consultará a industriales

La Argentina rechazará una baja del arancel externo.

Al frente de la presidencia del Mercosur, la Argentina ratificará su propuesta para reformular el arancel externo, en la que protegerá a la industria de las importaciones con bajas menores de «un solo dígito» o directamente sin cambios en varios segmentos.

Fuentes de la Cancillería señalaron a BAE Negocios que «el Gobierno sigue bajo la idea de no avalar recortes importantes y en permanente contacto con el sector industrial para saber sus posturas». «No habrá una reducción que ponga en peligro ningún sector productivo», agregaron.

» Brasil quiere ir a la baja pero su propuesta desequilibra agro e industria, favoreciendo al primero en detrimento del segundo y sin tener en cuenta los compromisos en las negociaciones externas. Se va a avanzar pero paso a paso, con racionalidad productiva», se explayaron otras fuentes oficiales.

La rebaja del arancel será en base al mínimo común denominador; se podrá reducir la dispersión y los aranceles sobre insumos no producidos, «pero no la reduccion que quiere Brasil y que ni su propia industria quiere», apuntaron.

Argentina, sola
La propuesta nacional «tendrá en cuenta los parámetros que venimos definiendo hace tiempo: reducir la dispersión, reducir costo de insumos no producidos, mantener niveles para bienes de consumo final, no penalizar industria sobre agricultura (la propuesta brasileña baja aranceles industriales y no agrícolas)», detallaron en la Casa Rosada.

El escenario político es el mismo del año pasado. Con el máximo respeto por la investidura del resto de los presidentes, el mandatario Alberto Fernández es conciente de que la Argentina está sola frente al bloque de los otros tres países, de corte liberal y aperturista.

«Nuestros Ministerios de Producción y Agroindustria están trabajando en una propuesta que da un paso más en la revisión pero que tiene en cuenta mejorar la competitividad pero sin distorsionar las cadenas de valor ni perjudicar las producciones locales y regionales», finalizaron.

Frente a la amenaza de un recorte que ataque la producción y el empleo en plena pandemia, el Gobierno aseguró a la Unión Industrial Argentina (UIA) que no apoyará una baja en el arancel externo común sin el consentimiento de los empresarios.

Industria nacional
Fuentes gubernamentales aseguraron que «la Argentina no avanzará con ninguna modificación que perjudique a la industria y menos sin el conocimiento de los actores principales; es decir, que habrá consulta previas ante cualquier escenario».

Hace meses, el Consejo Industrial del Mercosur -con la participación de la UIA- reclamó «interrumpir las conversaciones sobre la reducción o modificación del arancel externo común», mediante una carta enviada a los cuatro gobiernos que integran el bloque comercial.

Precisamente, la Argentina fue el único país en atender el reclamo del consejo industrial regional, ya que «el resto de los socios decidió no analizar los planteos privados en las últimas reuniones o comunicaciones que tuvimos», ampliaron las fuentes.

Desde el sector empresario reprodujeron parte de este documento enviado hace escasos días. «Se considera conveniente interrumpir las conversaciones sobre la reducción o modificación del Arancel Externo Común (AEC). Es importante informar al sector empresario; para ello debería completarse un proceso de consulta y diálogo con los actores intervinientes que podrían verse severamente afectados (por el ingreso de importaciones derivadas de un menor arancel)», expresa el texto publicado por este medio.

En esta dirección, el planteo conjunto de las centrales fabriles indica: «Será necesario realizar un estudio previo del arancel real aplicado por los países y llevar adelante informes de avance al sector privado de manera transparente para su conocimiento y participación». El Consejo Industrial del Mercosur está compuesto por la UIA, la Confederación Nacional de Industrias (CNI), la Unión Industrial Paraguaya (UIP) y la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU).

Aranceles actuales
Brasil ya oficializó algunos de los planes de cambios para la reducción del arancel, anticipado por este diario, y en el que están incluidos el régimen automotriz, bienes de capital, informática y telecomunicaciones. Las fuentes indican que «no se busca sólo llevar el arancel externo común a un rango más próximo de la media internacional», sino además, disminuir la «discrepancia» entre alícuotas vigentes en diferentes sectores.

En el Mercosur, el AEC ronda el 7% para productos químicos; 12% para varios ítems siderúrgicos; 14% para bienes de capital y de informática; 27% para vinos; y 35% para automóviles, calzados y textiles. De acuerdo con las consultas formuladas por BAE Negocios a fuentes diplomáticas brasileñas hace algunos meses, la intención de Brasil es «avanzar unilateralmente -porque está habilitado para hacerlo- en la baja del arancel» del 14% a 7% promedio «en bienes de capital».

Por su parte, fuentes de la industria automotriz nacional deslizaron que Brasil quiere bajar el AEC «del 35% al 20%», en lo que sería un golpe muy fuerte para la castigada producción local. Las primeras especulaciones aludían a un recorte de 10 puntos, pero la propuesta de Brasil finalmente sería de 15 puntos porcentuales.

Fuente: BAE Negocio