domingo 19 de agosto de 2018
Ante el desplome del mercado interno, las exportaciones salvan a la industria automotriz

Ante el desplome del mercado interno, las exportaciones salvan a la industria automotriz

Las ventas a concesionarios tuvieron un freno del 35% en julio y encienden luces de alarma. El despertar del mercado de Brasil ayudó a la producción
a producción automotriz registró en julio un crecimiento del 8,6% con relación a igual período de 2017.
 
Sin embargo, este resultado positivo envuelve dos realidades casi contradictorias. Por un lado, se hace evidente el impacto de la crisis recesiva: las ventas mayoristas dentro del país se desplomaron 35,5% de manera interanual, según informó la cámara empresarial Adefa.
 
Por otra parte, la industria “se salvó” con una revitalización de las exportaciones. El sector embarcó en julio 25.363 vehículos, un 10,8% más respecto de junio, con un crecimiento de 74,7% respecto del volumen registrado en igual mes de 2017.
En ventas mayoristas a la red de concesionarios en la Argentina, el sector comercializó 46.637 unidades, volumen que se ubicó 15,8% por debajo del mes anterior, y 35,5% menos en su comparación con el desempeño de julio del 2017.
 
Acumulado del año
Entre enero y julio, el acumulado de producción fue de 284.105 unidades, lo que es un 9,8 % más respecto de los 258.823 vehículos que se fabricaron en el mismo período del año anterior.
 
También en el acumulado de los primeros siete meses del año, el sector exportó 146.933 vehículos, lo que arroja un crecimiento de 30,1% respecto de las 112.943 unidades que se enviaron a diversos mercados en el mismo período del año pasado.
 
Los datos de julio vienen a corroborar lo planteado por Luis Fernando Peláez Gamboa, presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) el mes pasado cuando los volúmenes de ventas y los datos industriales marcaron un comportamiento diametralmente opuesto.
 
“Nuevamente, los números del mes dan cuenta que es necesario analizar el comportamiento del sector en dos niveles muy diferentes. Por un lado, el desempeño industrial, y por otro el comercial”, detalló el titular de la entidad.
 
Impacto de las exportaciones
“Centrándonos en los principales pilares industriales,
hemos notado una mejora tanto en producción como en exportaciones. Respecto de esto último, desde el inicio del año, se viene registrando un aumento de los despachos a Brasil y se traduce en un crecimiento de 6% en este período”, afirmó Peláez Gamboa.
El directivo agregó que “la tendencia registrada en Brasil se suma también a la creciente demanda de nuestros vehículos en diferentes mercados de Latinoamérica y América Central”.
 
Este comportamiento que se traduce en un avance de la participación de las exportaciones totales sobre los volúmenes de producción de 43% a 52% comparado los primeros siete meses de 2017/2018.
 
“Por el lado de la comercialización, las variaciones en el tipo de cambio y la tasa de interés, que aún se mantiene muy alta, han tenido un fuerte impacto sobre las ventas de vehículos, situación que esperamos se regularice y permita volver a un mercado interno que crezca en el menor plazo posible”, dijo Peláez Gamboa.
 
Con un total de 468.244 vehículos comercializados entre enero y julio, el sector registró una baja interanual de 4% en lo que respecta a ventas totales.
Fuente: IProfesional